Juan Manuel Ducler, hijo del fallecido financista Aldo Ducler, fue excarcelado esta madrugada luego de quedar detenido brevemente, acusado de una supuesta extorsión al empresario Sebastián Eskenazi, vinculada a la revelación de presuntos negocios durante el kirchnerismo en base a información que manejaba su padre.

Ducler y sus abogados Alejandro Sánchez Kalbermatten y Pablo Brugo fueron demorados tras concluir una reunión que mantuvieron con el empresario en la sede de su compañía, el grupo Petersen, a raíz de una denuncia por supuesta extorsión a cargo del juez en lo criminal Rodolfo Cresseri, informaron fuentes judiciales.

Según la denuncia, habrían exigido dinero a cambio de evitar las revelaciones por parte de Juan Manuel Ducler.

El magistrado ordenó excarcelar a los tres debido a que entendió que no existía riesgo de entorpecimiento de la investigación, pero serían citados a declaración indagatoria una vez concluida la feria judicial de enero.

Según las fuentes, en la reunión, Ducler habría cobrado 300 mil dólares en billetes previamente marcados y en una entrega “controlada” y filmada por orden judicial.

Sánchez Kalbermatten sostuvo en declaraciones a la prensa que todo fue “armado” y que a la reunión habían sido convocados desde el grupo Eskenazi, rechazando además la existencia de alguna extorsión.
Por su parte, Juan Manuel Ducler aseguró no haber estado detenido sino solo “demorado”, dijo que "nunca” habló con el empresario Sebastián Eskenazi, y afirmó que "nunca" pidió ni tomó "plata".

Así lo afirmó esta mañana a través de su cuenta en la red social Twitter, al salir al cruce de las informaciones periodísticas que aseguraban que había quedado detenido junto a sus abogados Kalbermatten y Brugo, en el marco de una causa por presunta extorsión. 

De acuerdo con esas versiones, el hijo del financista fallecido el 1 de junio pasado en pleno microcentro porteño, habría sido detenido cuando intentaba llevarse dinero producto de un presunto hecho de extorsión ocurrido en oficinas del grupo Petersen ubicadas en la calle Cerrito al 300. 

"Nunca estuve detenido, solo demorado. Nunca pedí ni tome plata. Nunca hable con Eskenazi. Los Eskenazi banqueros y mayor testaferro K. Debe devolver su familia us$2,000M”, tal el tuit textual de esta mañana de Juan Manuel Ducler. 


Además, buscó desde la red social desacreditar la versión de que había sido detenido, al señalar que tiene “custodia de la Policía Federal las 24 horas” e ironizó que, en esa situación, “seguro” iría “al edificio del Grupo Petersen a extorsionarlos”. 

"Que los medios pagos por Eskenazi dejen de mentir. Nunca estuve detenido. La causa de mi padre no se archivó; pasó al fuero federal”, aseveró el hijo del fallecido financista. 

Por su parte, el abogado penalista Sánchez Kalbermatten agradeció a través de la red social Twitter “la preocupación” por su situación y aseguró que “la falsa denuncia” contra su cliente Juan Manuel Ducler le había acarreado lo que definió como una “demora absurda”. 

En tanto, según fuentes policiales, tanto Juan Manuel Ducler como Kalbermatten y una tercera persona identificada como Pablo Brugo fueron detenidos durante el procedimiento realizado en las oficinas del grupo Petersen y trasladados hasta la Superintendencia de Investigaciones, donde se los notificó de la causa en su contra, a cargo del juez Rodolfo Cresseri.

Ahora, se aguarda que el magistrado defina la citación a indagatoria de los imputados en ese expediente por el presunto delito de extorsión.