Aníbal Ibarra anunció que seguirá como abogado Roberto Boico, quien además defiende a Oscar Parrilli en este expediente. 

Respecto a las razones de su apartamiento como abogado de la senadora en la causa que inició con la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, Ibarra declaró: "Quiero expresar públicamente el orgullo de haber recibido la confianza de CFK para defenderla de esta persecución que ofende los valores democráticos de nuestra sociedad".

La renuncia se produjo el mismo día en que el juez Claudio Bonadio elevó a juicio oral y público la causa en la que Cristina Kirchner y once imputados más, que están acusados de estorbo de un acto funcional, abuso de autoridad y encubrimiento agravado, al haber participado con diferentes roles en la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

"Motiva esta decisión la información de que han puesto en marcha una operación mediática y política para golpear sobre CFK utilizando -una vez más- la tragedia de Cromañón", sostiene el ex jefe de Gobierno porteño en una carta publicada en su cuenta de Twitter, donde eligió oficializar su apartamiento de la causa.

El ex legislador, que denunció amenazas a sus hijos menores e irrupciones en su domicilio en reiteradas ocasiones, confesó "He pasado agresiones a mi persona y por daños a mi domicilio en reiteradas ocasiones. Todo ello sin perjuicio de las veces que intervinieron en actividades políticas y actos de campaña, algunas en forma violenta".