Un trabajo realizado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina ( UCA), a pedido del Ministerio de Desarrollo Social, destacó que los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar tuvieron un 19,4% menos de posibilidades de sufrir inseguridad alimentaria.

"El Programa Alimentar ejerció en el marco de la crisis sanitaria y socioeconómica Aspo-Covid19 un impacto protector ante la inseguridad alimentaria de los hogares y sus miembros, y especialmente ante la situación más grave que afecta a niñas, niños y adolescentes”, señaló el informe elaborado por la UCA.

En ese sentido, el trabajo indicó que un destinatorio de la Tarjeta Alimentar tuvo una incidencia de la inseguridad alimentaria de 34,8%. La situación fue diferente en el grupo de comparación con idénticas características socioeconómicas, pero sin el beneficio. Allí, la cifra alcanzó el 54,2%. O sea, un hogar que tenía la tarjeta contaba con un 19,4% menos de posibilidades de sufrir inseguridad alimentaria.

La diferencia fue incluso mayor en el caso de la población infantil. En los destinatarios hubo una incidencia de la inseguridad alimentaria de 41,7%, mientras que en los que no tuvieron el beneficio esa incidencia ascendió a 70,8%, con lo que los niños y niñas que recibieron la tarjeta tuvieron 29% menos de posibilidades de padecer inseguridad alimentaria.

El estudio de la UCA mostró también la eficacia del Programa Alimentar, a la hora de reducir la indigencia y la pobreza. Así, se vio que los hogares por debajo de la línea de indigencia en el país son 9,2%, mientras que si se quita el Programa Alimentar ( Tarjeta Alimentar más AUH) esa cifra asciende a 27,5%. En el caso de niños esos porcentajes son 10,6% y 33,3%, respectivamente.

Consumo en hogares

En referencia al hábito de consumo de los hogares, el informe registró que los hogares con el Programa Alimentar declararon haber llevado carnes, lácteos frutas, pescado, huevos y legumbres en su última compra con mayor frecuencia que los no destinatarios.

En términos generales, se vio que los hogares destinatarios de la Tarjeta Alimentar tuvieron efectivamente un mayor consumo de los distintos grupos de alimentos analizados -con la excepción de pescados- que los hogares vulnerables no destinatarios del plan luego del emparejamiento.

Las cuatro conclusiones del estudio

1. Los destinatarios del Programa Alimentar tendrán una mayor protección frente a la inseguridad alimentaria que los grupos de comparación.

2. Los hogares destinatarios de este programa contarán con un mayor acceso a consumos alimentarios que los hogares de los grupos de comparación.

3. Los/as niños/as y adolescentes que viven en hogares con esta iniciativa tendrán más propensión a un consumo adecuado de distintos
grupos de alimentos
que pares de los grupos de comparación.

4. Los hogares destinatarios de este plan tendrán un mayor acceso a consumos no alimentarios, en el entendimiento de que los
hogares pueden reasignar recursos a partir de la recepción de la transferencia

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos