Carlos Maqueda, juez de la Corte Suprema, almorzaba en un restaurante del barrio porteño de Recoleta, cuando comenzó a sentirse mal. Es por esto que tuvo que ser trasladado de urgencia en ambulancia. El magistrado fue internado por una “descompensación cardíaca”, según los datos preliminares a los que accedió Crónica.

Carlos Maqueda se encontraba comiendo en un local gastronómico de Recoleta, en Ciudad de Buenos Aires. Fue en ese momento que se descompensó y fue trasladado en ambulancia al Hospital Fernández. Según informaron desde el entorno del juez, en el centro médico “lograron compensarlo”.

Hospital Fernández
Maqueda debió ser internado en el Hospital Fernández.

Maqueda, de 72 años, fue derivado al Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, también ubicado en la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de realizarle "una serie de estudios".

Carlos Maqueda, uno de los miembros de la Corte Suprema

El Juez forma parte de la Corte Suprema desde 2002. No es la primera vez que es internado. ¿Cuál es el antecedente? Unos problemas cardíacos que lo tuvieron a mal traer en otras oportunidades. Incluso, debió ser intervenido para colocarle tres stent. 

El 6 de septiembre de 2004 se le practicó una angioplastia con colocación de endoprótesis a causa de una dolencia que presentaba.

El último episodio vinculado a su salud fue en 2014, cuando debió ser internado, también en el IADT, luego de que sufriera otra “descompensación” , aquella vez durante una recepción en la Embajada de Italia cuando participaba como invitado.

Esta semana, el ministro de la Corte estaba por finalizar su feria quincenal de guardia en el Palacio de Tribunales.

Según trascendió, el magistrado está compensado y quedará unas 48 horas en una observación de rutina. Por lo tanto, del 24 al 31 del presente mes, quien quedará a cargo de será Carlos Rosencratz.  Recordemos que Maqueda se encontraba finalizando su feria quincenal como autoridad de guardia, por lo que ahora será reemplazado por el ex presidente de la Corte. 

Noticia en desarrollo...