Las autoridades bonaerenses se preparan para la peor fase de la pandemia. Así lo explicó este martes el gobernador, Axel Kicillof, quien señaló que “nos estamos dedicando a equipar nuestro sistema de salud y apuntamos a duplicar la capacidad de la provincia de Buenos Aires. No sabemos cuál va a ser el ritmo, pero esperamos estar mucho más listos de lo que estábamos”

El mandatario recorrió las obras de ampliación del Hospital Rossi, de La Plata, junto al ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán; el viceministro, Nicolás Kreplak, y el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone. Esas tareas requirieron una inversión de más de $170 millones y habían sido frenadas en octubre del año pasado.

Desde la gobernación estiman que las obras estarán terminadas en los próximos quince días y anticiparon que el laboratorio de la institución médica estará habilitado para realizar los test PCR, que posibilitan el diagnóstico de coronavirus: “En una primera etapa son cuatro centros de referencia para hacer estos exámenes de complejidad. Este es uno de los hospitales más importantes que nos va a permitir hacer los exámenes descentralizados y nos dará mayor celeridad”, señaló Gollán.

“Todo sirve porque estamos esperando el pico de la infección”, adelantó el gobernador, que además confirmó la habilitación de un centro de reparación de respiradores, en coordinación con universidades públicas, y que existen conversaciones con una empresa del rubro automotriz que propuso producir respiradores para los hospitales bonaerenses.