El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, participó este jueves en el "II Congreso Argentino de Cannabis y Salud y la III Conferencia Americana de profesionales Cannabinoides-2021”, que se realizó en la ciudad riojana de Chilecito. Allí destacó “la necesidad de fortalecer los entramados público-privado con fuerte incidencia en el desarrollo" de este sector y subrayó la importancia de establecer parámetros de calidad y trazabilidad en toda la cadena productiva.

“Celebro que se realice este Congreso porque es una expresión concreta del tipo de producción y desarrollo que esperamos para esta industria, para que se desarrolle en escala y para que nazca con preceptos de calidad, de productividad, de investigación, desarrollo de genética y de diferenciación de producto”, señaló Kulfas, que participó de manera virtual en el encuentro.

En su mensaje, Kulfas subrayó que el tipo de producción con calidad “reditúa para construir una industria que va a tener mayor valor agregado y mejores precios para poder generar mejores desarrollos dentro de la cadena”. Y luego agregó: “Tenemos la certeza que esta es una actividad que le va a permitir a la Argentina y a todas sus provincias el desarrollo de una gran cantidad de puestos de trabajo y desarrollar una cadena de valor que tiene como destino el mercado interno y también la exportación”, afirmó.

Asimismo, el ministro de Desarrollo Productivo expresó la necesidad de establecer parámetros de calidad y trazabilidad en el desarrollo de la industria del cannabis para “obtener un producto de calidad, lo que va a significar mejores ingresos por emprendimientos que se desarrollen, más recursos para las provincias y mejores salarios para quienes trabajan en la actividad”.

El potencial de esta industria

De acuerdo con las estimaciones oficiales, e. desarrollo de la actividad del cannabis medicinal y el cáñamo industrial para el año 2025 se proyecta en 10.000 nuevos empleos (alto porcentaje en I+D+i), 500 millones de dólares en ventas al mercado interno anuales y 50 millones de dólares anuales en concepto de exportación.

El proyecto de ley “Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial” -que ya obtuvo media sanción en el Senado- promueve mecanismos de autorizaciones para los productores y comercializadores, y estrategias de seguridad, fiscalización y trazabilidad en la cadena.

Además, impulsa la creación de la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), la que tendrá entre sus funciones regular, administrar y fiscalizar toda la cadena productiva de cannabis y cáñamo. También la potestad de otorgar y administrar autorizaciones para producción y comercialización, con especial atención a pymes, cooperativas y economías regionales.