El flamante director de la AFIP, Leandro Cuccioli, confirmó que el organismo realizará una acción civil para que el empresario Cristóbal López, su socio Fabián de Souza y el ex titular del organismo recaudador Ricardo Etchegaray paguen con sus bienes el perjuicio que le causaron al Estado por la evasión tributaria.

Cuccioli, que reemplazó a Alberto Abad desde este mes al frente del organismo, ratificó "la estrategia judicial" en el reclamo para que Oil Combustibles, la principal sociedad del Grupo Indalo, "pague lo que debe". La AFIP le reclama a De Souza y López que paguen unos 17.000 millones de pesos por la retención indebida de fondos correspondientes al impuesto a los combustibles, más los intereses generados por esa deuda.

El empresario fue liberado el pasado 16 de marzo, tras haber estado preso desde el 20 de diciembre del 2017 en Ezeiza acusado de "fraude al Estado". La justicia cambió la carátula y ordenó su excarcelación. La acción civil sobre Etchegaray, De Sousa y López tiene como fin, "más allá de lo que pase con el concurso o se decrete una quiebra, que se recuperen los daños que le generó al Estado no tener esos recursos cuando había que tenerlos".

"La deuda original más intereses y punitorios es lo que mejor representa esos recursos que hubiera tenido (que tener en su poder) la AFIP. Pero lo importante de este paso", en referencia a la acción civil, "es que no sólo se aboca al universo de las empresas (Oil), sino que es sobre los bienes de estas tres personas", explicó Cuccioli.

"Es una especie de lucro cesante, que estamos viendo cómo estructurarlo de la manera correcta para presentarlo, pero sin duda es el concepto", concluyó.