Por Roberto Di Sandro
El Decano | 72 años en la  Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

Gran cantidad de visitas

De “millones” calificó una fuente autorizada las entrevistas que mantiene en Olivos el Presidente de la Nación. “No les exagero nada”, le dijo a este diario una voz muy informada, cercana al círculo gobernante. Quiso señalar en forma directa lo anticipado por “Crónica”: hay encuentros interminables bien “reservados” que no se difunden, pero son interminables y tienen vinculación con todos los sectores del quehacer nacional.

Sólo reitera a cada instante que es cierto su propósito de hablar con todo el mundo. Y añade con cierto tono burlón: “Y ustedes ni se imaginan quiénes vienen”. A veces sabemos quiénes pisan los verdes senderos de la residencia y algunos salones de la Casa Rosada, pero la mayoría de las veces no, “porque entran y salen por diferentes lugares”.

Lo dijo “Crónica” siempre. Lo dice este cronista que desde hace 72 años está en ese ámbito. Ahora surgieron todas estas noticias económicas que tienen mucho que ver con planes futuros. Algunos aceptados, otros no. Hasta grupos de “redes sociales” pasan por el escritorio presidencial y otros que tienen asiento en la quinta.

Todo muy bien, porqueAlberto Fernández quiere hablar sin mirar a quién”. Sin restricciones. Pero hay algo sobre lo que no encuentra solución, a pesar de que ofrecen ayuda a diestra y siniestra sobre los más vulnerables. Ese algo es “la remarcación de precios”. En una palabra, los aumentos de valores de artículos de la canasta familiar que la gente no puede pagar porque no le alcanza el presupuesto. “No llegan”, cuentan los mismos funcionarios que uno entrevista.

Para colmo, se encuentran para definir y no pueden ni el Estado, la CGT, empresarios, comerciantes, inspectores y demás instrumentos afines, y “el gobierno hace lo imposible en dar todo lo que pueda para aliviar”, pero los salarios no aumentan, entonces la lucha “es totalmente desigual”.

La CGT pide terminar con algunos impuestos; otros grupos laborales la siguen y con más virulencia; el Estado trata de convencer a los poderosos de correr ciertos riesgos, pero cuando llegan a un punto donde les tocan el corazón con el signo pesos allí comienzan con su “sarasa”, término que ahora recorre todas las voces del país y más de aquellos que lo utilizan desde siempre y sin duda lo seguirán haciendo. Entonces, se pudo unir una posibilidad consensuada: “Bajar impuestos de la gente destinados al consumo o un control sumamente firme, sumado a ‘grandes’ sanciones, sin ningún privilegio”. Ahora daremos más detalles.

“Sarasa” y “chamuyo”

El “bichito” que penetra en algunas reuniones que se hacen en Olivos abre ciertas posibilidades de conocer qué puede pasar de aquí en más y a veces se conoce. Cuando se le escapó el otro día la palabra “sarasa” al ministro de Economía, Martín Guzmán, se lo tomó, y así fue, como un descuido sin segundas intenciones.

Pero después de algún tiempo se convirtió en algo que no es nuevo, ya que “sarasa” y “sanata” es lo mismo. Cuando alguien quiere alargar algo porque no sabe qué diablos decir, “sanatea”. Pasa muchas veces en la radio o en la televisión cuando se va a producir un hecho trascendente y se estira el tiempo, entonces “algo de eso hacemos recordando cosas o anécdotas” y también, “sumando alguna mentirita”. Ante esto y de muchas otras cosas que suceden porque se vive un clima demasiado caliente y ansioso y de decir “lo que venga”, ahora el gobierno piensa en ir al grano en cosas que el pueblo necesita “y dejar para más adelante estructuras que tienen necesidad de cambiar, pero primero está la gente con sus problemas”.

Cuando leyeron la pobreza que hay, cómo aumentó, cuánto crece la desocupación, la falta de viviendas y otras necesidades de salud, de educación y afines, hubo dos o tres voces dentro del círculo que pusieron el grito en el cielo. “Hay que cuidar más a la gente”, se percibió en uno de los salones de la Casa Rosada. Hay tonos que son autoritarios,pero destilan claridad y algo que sorprende en esta época.

Va en Mayúscula: CREER. El debate del grupo terminó en definiciones. Lo que pasará en adelante en las góndolas con los precios y la nueva estrategia que se aplicará sólo lo juzgará el público. En síntesis: parar el aumento de precios y darle a la gente -a todos los que ahora sufren porque no lo escuchan- un buen salario. No olvidarse de que vivimos en una nefasta pandemia que no se termina nunca, lo cual significa que estamos en guerra con un enemigo invisible.

El alivio debe surgir ya, abriendo puestos de trabajo, y los poderosos dando el apoyo que puedan sin ser exigidos. Con pleno acuerdo.

Por fin, el Consejo

Precisamente se pondrá en movimiento el Consejo Económico y Social. Allí todos, sin excepción, acordarán medidas para que el país comience un desarrollo coordinado. La CGT, con Héctor Daer a la cabeza, insiste en eso, los empresarios también, y el Presidente dijo hace pocos días que mandará al Congreso el proyecto de creación del organismo. Por eso se reunió con todos los empresarios habidos y por haber.

Hay miles de economistas que opinan, pero están quedando algunos con palabra fácil que dejan escritos eslabones posibles para generar emprendimientos. A pesar de que sigue con el propósito de que presida este Consejo Roberto Lavagna, que no quiere saber nada, Alberto Fernández podría tener otro candidato y, dice el rumor, Cristina también. Habrá que esperar el momento, pero lo importante es que se pongan en movimiento. “Sólo faltan algunos detalles”, dijeron en algún pasillo que va hacia el despacho de Santiago Cafiero.

¿Será el martes?

Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, fue hospitalizado. Se contagió del coronavirus y el otro día por televisión se lo vio cuando se iba a internar. Mostraba temor en su rostro. No es para menos, claro. Pero antes se olvidó de ese miedo y abrió todo sin pensar en los demás. Bueno, ahora la cosa está seria y habrá que espera que se reponga.

Ante este hecho, aquí en Buenos Aires se anuncia el primer contacto con el Fondo Monetario Internacional para el martes. El equipo encabezado por Guzmán se apresta a mantener el encuentro -no enfrentamiento, porque parece que hay ciertos detalles alentadores- con el fin de arrancar de una vez por todas nuestros planes de crecimiento. Lo que se escuchó en gobierno y en filas de Economía es que podría postergarse la entrevista esperando la evolución del estado de salud de Trump.

La Lealtad se acerca

Falta muy poco para honrar una de las fechas de la historia política argentina más importantes e imborrables: el 17 de Octubre, Día de la Lealtad. En los diferentes cuadros que integran el Frente para Todos se está preparando cómo lo van a recordar, quiénes van a hablar y cómo se encuadra dentro de esta situación de pandemia que vive el país.

La CGT y el gobierno, parece, lo harán desde el edificio de la central obrera, donde, con sistema virtual, hablará a todo el país Alberto Fernández, presidente de la Nación, pero con un agregado: podría convertirse en presidente del Partido Justicialista. Ahora sí, se menciona al partido creado por el gran líder muy pocas veces requerido.

Seguramente Fernández deberá leer varios momentos de lo que hizo el general Juan Domingo Perón y rememorar instantes que hoy pueden sumarse, aggiornándolos a la doctrina. Sobre este particular habrá reuniones con la CGT y seguramente con “alguien” o “algunos” que conocieron las grandes obras y los momentos que vivió Perón para difundirlas a millones de jóvenes que aún, a pesar de tratarse de un gobierno que se denomina peronista, todavía no conocen.

Lo que sí será un día sumamente emocionante para aquellos -me incluyo- que vivimos aquel 17 de Octubre de 1945. Hay un núcleo de dirigentes que están elaborando actos teniendo en cuenta las restricciones existentes por el flagelo que nos acosa. El Instituto Juan Perón, que preside Lorenzo Pepe, ya tiene preparado una vasta documentación de lo realizado por el tres veces presidente.

Efectiva

En medio de tantos sinsabores, la efectividad y el estudio constante en los temas ponen en evidencia que se pueden superar problemas, y dentro de un contexto superdifícil como es el económico. Esta vez le mostraron al presidente Fernández, en una reunión especial de pocos minutos, que la recaudación superó a la inflación.

Hubo una suba del 5,4% en términos reales de los ingresos fiscales, según el informe entregado precisamente por la autora “de este logro” -así se califica- la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. La dama fue elogiada no sólo por el círculo oficial, sino también por dirigentes y empresarios que tuvieron la oportunidad de comprobar la circunstancia y, al mismo tiempo, dialogar con ella.

La experta en una materia tan relevante es una estudiosa en diferentes focos de la economía nacional e internacional y, al mismo tiempo, una escucha constante de las sugerencias que se hacen “durante entrevistas con diferentes sectores de la comunidad”, reportaron sus colaboradores. Nuestro próximo encuentro dentro de siete días, aquí, en estas mismas páginas de “Crónica”, siempre junto al pueblo. Buen finde.

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos