Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar ¿

La disputa entre Mario Negri y Ramón Mestre, que implosionó este lunes la interna de Cambiemos en la provincia de Córdoba, podría trasladar en las próximas semanas la tensión política al seno del interbloque oficialista en la Cámara de Diputados. El espacio de Cambiemos apoyado desde la Casa Rosada formalizó la ruptura con el mestrismo, al anunciar que mañana inscribirán ante la justicia electoral de la provincia, la alianza conformada con el PRO, el Frente Cívico y también la Coalición Cívica, liderada a nivel nacional por Elisa Carrió.

De tal forma, el oficialismo buscará derrotar en las elecciones de mayo próximo al peronismo gobernante, con la fórmula Mario Negri-Héctor Baldassi para la gobernación y la que encabezará Luis Juez para la intendencia de la ciudad de Córdoba. Desde el sector que lidera Mestre, actual intendente de la ciudad de Córdoba, no descartaron que sus cuatro diputados por Córdoba puedan tomar en los próximos días la decisión de apartarse de la bancada presidida por Negri.  Se trata de Diego Mestre, Brenda Austin, María Soledad Carrizo y Olga Ristra.

Sería un primer gesto político por la frustrada primaria que se iba a realizar el próximo domingo. Voceros de Negri consultados por Crónica dijeron desconocer el trascendido y agregaron que esta semana no habrá reunión del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR) y tampoco del interbloque oficialista.

El propio Negri se encontraba este lunes en la provincia de Córdoba, después de formalizar la ruptura con el mestrismo y anunciar que mañana inscribirán ante la justicia electoral de la provincia, la alianza con la que buscarán derrotar el 12 de mayo al gobernador Juan Schiaretti, quien irá por su reelección.

El espacio de Cambiemos apoyado desde la Casa Rosada había hecho la semana pasada una presentación judicial para impugnar la realización de las primarias, al considerar que no estaban dadas las condiciones para garantizar la transparencia de los comicios, ya que distintas empresas de correo no tenían tiempo suficiente para organizar la logística.

La decisión se terminó de cerrar ayer en el despacho del jefe de gabinete, Marcos Peña, donde deliberó la mesa nacional de Cambiemos, a la que no concurrió el presidente del Comité Nacional de la UCR y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien busca equilibrios en la interna de su partido y en el seno de la alianza oficialista.

El anticipo de la ruptura lo concretó Luis Juez, candidato a intendente de la lista Somos el Cambio, al anunciar a primera hora que el Frente Cívico se retiraba de Cambiemos y que iba a competir por afuera. La movida del ex embajador en Ecuador, alineado a la Casa Rosada y a la candidatura a gobernador de Negri, anticipó lo que más tarde quedó oficializado con la ruptura de Cambiemos en la provincia de Córdoba.

Al despacho de Peña concurrieron, por el radicalismo, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el jefe del bloque de Cambiemos en el Senado, Luis Naidenoff y el secretario general de la UCR, José Cano; por el PRO, el jefe de gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente del partido a nivel nacional, Humberto Schiavoni, y otros.

Al término del cónclave, Cano informó que “la etapa de proponer una salida (entre los dos sectores) para presentar una alternativa competitiva al peronismo está agotada”. De tal forma, Mestre competiría en la elección general con la histórica lista 3 del radicalismo, mientras Negri lo hará con otro frente, cuya denominación se analizaba ayer en la provincia mediterránea.