“Busquemos soluciones”, fue la respuesta del presidente Alberto Fernández al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof. El pedido de aumento a los estatales bonaerenses era el tema de ese momento en el despacho presidencial. Ambos mandatarios y sus asesores buscaban resolver el problema. Lo lograron. No en forma amplia, pero sí en parte: los trabajadores cobrarán el aumento.

Habrá algunas alternativas que tienen mucho que ver con el déficit existente, “pero nadie se quedará sin cobrar”, argumentó Fernández. Estas decisiones son repetidas día a día. Desde su llegada a la Casa Rosada hasta que se va, el timbre y los llamados telefónicos no cesan.

Existe un estilo presidencial que fue mencionado ya en esta sección: “sobre la marcha”. No hay agenda. La preocupación constante es que la gente esté aliviada. Falta mucho todavía, pero se intenta.

Por primera vez, como jefe máximo del país, emprenderá viaje al exterior. Va el 21 a Israel y la otra semana, a Italia. Le agregarían otros países, pero lo está estudiando.

La inquietud se agrandó en estos últimos días por algunas cosas que no se cumplen. Y son mayores: aumentan los precios a pesar de llamarse “cuidados” y crece la inseguridad, con mayor dimensión en barrios apartados y dentro de la provincia de Buenos Aires.

Hubo un “encontronazo” entre quien cuida la seguridad bonaerense, hombre ya conocido, Sergio Berni, y la que ejerce la potestad en todo el país, la antropóloga Sabina Frederic. Alberto falló a favor de la dama. Sin embargo, poco después, los protagonistas enfrentados se encontraron y lograron adecuar sus proyectos para ahora y el futuro.

Hay muchas más novedades dentro de este ámbito oficial que, con dificultades para lograr noticias, intentamos poner en conocimiento de nuestros lectores, tras los esfuerzos y contactos que un periodista suele tener en su “rincón” específico.

La consulta al Papa

Hubo ciertas dificultades para nombrar al nuevo embajador en el Vaticano. Luis Bellando, el candidato, parece que fue rechazado. El Santo Padre, a través de su agencia informativa, comunicó al Gobierno argentino que no rechazó “nada”, lo que desmintió lo aparecido.

Empero, en las últimas horas el Presidente se reunió con funcionarios del área de culto y resolvió llevar una lista con nuevos postulantes. Cuando llegue a la entrevista con Francisco, le entregará una nómina donde figuran nombres como María del Carmen Squeff, actual funcionaria de la Cancillería; y otro candidato que fue embajador en Angola: Julio Ramón Lascano y Vedia.

Luis Bellando (izquierda), el postulante a embajador en el Vaticano.

Sin embargo, no descartan el nombre de Bellando. En eso están trabajando en la actualidad, en reuniones reservadas que, como siempre, abundan los fines de semana en Olivos.

Comerciar en positivo

El propósito del Gobierno es abrir nuevos mercados en el mundo, pero con resultados positivos para el peculio argentino dentro de adecuadas leyes que sean claras y precisas. De allí que existen contactos en la Cancillería para alcanzar acuerdos que consoliden no sólo el aspecto comercial, sino también espacios amistosos con todos los países.

Una relación que se abre es con Bangladesh, una comunidad asiática que limita con la India y tiene más de 170 millones de habitantes. No sólo abarca el aspecto comercial, sino que desea difundir la cultura, el arte y las costumbres del país y mostrar su desarrollo.

Hace pocas horas celebraron el Día de la Independencia de Bangladesh y el presidente de la comunidad, señor Sazal Rahaman, recibió los saludos de las autoridades del Gobierno argentino y de representantes de países acreditados allí. Habló de los propósitos de ampliar el comercio y, en fundamental, el intercambio del arte y la cultura con la Argentina.

Bangladesh posee una de las reservas más grandes del mundo de tigres de Bengala, aspecto relevante dentro de la naturaleza universal.

En otro orden, señalamos que, durante la primera visita a Europa, el Presidente no sólo fijará posiciones políticas de la Argentina, sino también acerca de los mercados que definen el crecimiento de nuestro país, expresando anhelos de concretar convenios dentro de un definido perfil de entendimientos que beneficien el ingreso de divisas necesario en estos momentos para posibilitar el asentamiento de inversiones compatibles con nuestras leyes y aspirando a coincidencias que se aproximen a una mayor amistad entre los países.

Agreguemos que hay reuniones constantes entre el Ministerio de Economía, la Cancillería y el área de la producción gubernamental para establecer una coherencia directa sobre futuros acuerdos comerciales y contactos directos “consensuados” con actuales y nuevos mercados.

Es una premisa fijada dentro de un amplio contexto de medidas que se irán conociendo desde el momento en que empiecen a concretarse. A negociar, pero con claridad de conceptos y transparencia en los hechos.

Con respecto a las relaciones con Bangladesh, pudo saberse que hay gran interés, porque es un “mundo desconocido” que aumenta los propósitos de relacionarse.

Perón y su visión

En el espacio de las noticias concretas y las que no son y después se convierten en realidad -Breves y Sabrosas-, reafirmamos un anuncio del gobierno: a fines de este mes, realizarán en Davos el Foro Económico Mundial. No irá el Presidente, pero mandará al titular de YPF, Guillermo Nielsen. Hace pocas horas hubo una reunión en Olivos para tratar esta presencia y analizaron temas de relevante repercusión mundial en torno a lo que abarcará en el evento.

Casi en simultáneo al anuncio de que, entre otros, estarán Donald Trump, el secretario del Tesoro de Estados Unidos y casi todos los mandatarios de los países más poderosos, se reiteró una premisa del Foro: “Las preocupaciones mayores son los próximos 10 años en torno a la situación del medio ambiente”. Hasta aquí el presente.

Ahora vamos hacia años o décadas atrás -aunque no les guste a muchos pero para que el gobierno, si es que lo desea, lea este escueto recuerdo que puede ser considerado nostálgico pero es todo lo contrario- hace más de 60 años, Juan Domingo Perón hablaba de la ecología y de las variantes que podían producirse en el clima mundial, y con conocimientos profundos daba opiniones que aún hoy sorprenden. Lo hizo hablando con periodistas, entre los cuales se encontraba quien escribe esto. Después, con el tiempo, fue incluyendo mayores detalles.

Cuando visitó la Argentina durante la presidencia de Arturo Illia, Charles de Gaulle -héroe francés de la Segunda Guerra Mundial- se llevó todos los estudios de Perón y puso en práctica diferentes matices de lo que allí se establecía. Hay un libro de lo realizado por el tres veces presidente que debería estar en el Ministerio de Medio Ambiente. El mundo está preocupado por algo que alguien, hace más de 60 años, venía desarrollando con estudios y diálogos. Señores de la Rosada, no se pierdan esa joya de conocimientos.

Desde otro ángulo de la información: satisfacción en Balcarce 50 por las declaraciones favorables en torno a la gestión del nuevo gobierno argentino de la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. “Los vamos a ayudar”, dijo. Claro que esta vez no con sus métodos sino con los que sean adecuados a la situación argentina. Nada de reajustes para el pueblo. Esperemos que así sea.

Una sugerencia a las autoridades: revivan las salas de periodistas de los ministerios. Como sucedía en otros tiempos, en que cada organismo estatal o relevante área oficial tenía sus periodistas acreditados. No sólo se haría más prolija el área de todos, sino que también se podría dar trabajo a muchos jóvenes estudiosos del periodismo que buscan esa ocupación. No es volver atrás sino tener conciencia de trabajar mejor.

Aumentos, pero...

Habrá aumentos para todos los jubilados. Será de un 11 y pico por ciento y diferentes alternativas. Claro que existe cierta resistencia del defensor del Pueblo, Eugenio Semino, “porque eso es una flagrante violación de los derechos adquiridos”, dice.

De allí que damos una información recogida hace algunas horas: el Gobierno analizará todas estas posibilidades. Así lo estableció una fuente bien informada.

Señores, nos reencontramos el próximo domingo en estas mismas páginas y un día antes, a las siete de la noche, en Crónica HD. Abrazos. Buena semana.