Por Juan Bergelin 
jbergelin@baenegocios.com 
@juanbergelin 

La decisión del MSCI de elevar de la categoría Frontera a Emergente al mercado local sin dudas le dará impulso a los activos locales, que desde mayo del 2019 serán parte de ese índice y estarán en la mira de más fondos e inversores institucionales. De todos modos, y mirando más allá de la euforia que la noticia tuvo este miércoles en las operaciones pos cierre, hay dos advertencias que dejó MSCI respecto al mercado local.

Primero, limitó el ingreso a emergentes a los ADRs, y se basó en que “los comentarios de los inversores institucionales internacionales indicaron que se necesita una mayor liquidez en el mercado interno antes de considerar un cambio de los listados offshore a onshore”. Segundo, dijo que podría dar marcha atrás con su decisión si el Gobierno impone controles de capitales, en una suerte de presión implícita al equipo económico.

Los dos “peros” que puso MSCI reflejan, por un lado, una realidad (que el mercado local tiene poca profundidad) y por otro, un temor de los inversores extranjeros, que es que el Gobierno recurra a controles de capitales ante una eventual turbulencia financiera. Por lo pronto, el Merval en dólares está lejos de su máximo de principios de año y esta noticia promete ser un driver en e l corto plazo para que la Bolsa recupere terreno.