El Tribunal Oral Federal Nº 8 (TOF 8) resolvió conceder la excarcelación al dirigente de la comunidad islámica argentina Jorge Khalil y rechazó el pedido para liberar al ex líder de la agrupación Quebracho Fernando Esteche “por tener antecedentes penales computables”, informaron fuentes judiciales con acceso a la causa, en la que se investiga el supuesto encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA, ocurrido en 1994, a través del memorándum con Irán.

Horas antes, el fiscal Marcelo Colombo había dictaminado a favor de concederle la excarcelación a Khalil y de otorgarle la libertad bajo una fianza “no menor a 400.000 pesos” al referente político Esteche, ambos procesados por la firma del memorándum de entendimiento con Irán. Colombo presentó su dictamen ante el TOF 8, que debía definir si Khalil y Esteche estaban en condiciones de recuperar su libertad antes del juicio oral y público en el que también serán juzgados la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex canciller Héctor Timerman, entre otros. Además de resolver los pedidos de excarcelación, los integrantes del TOF 8 debían decidir si aceptaban o rechazaban las dos recusaciones presentadas contra una de sus integrantes, Sabrina Namer, por haber sido miembro de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) del atentado a la AMIA.

Cabe recordar que en la causa por el memorándum que dio lugar a la denuncia por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, el viernes último recuperaron la libertad los ex funcionarios kirchneristas Carlos Zannini y Luis D’Elía, presos en Ezeiza. En esa instancia, la medida fue apoyada por la subrogante Gabriela Baigún.

Khalil y Esteche fueron acusados de participar de la “puesta en marcha de un sofisticado plan criminal deliberadamente ideado para encubrir y dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes” acusados por el ataque terrorista de 1994.

En esta causa, impulsada por el extinto titular de la UFI- AMIA Alberto Nisman, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner también tiene dictada prisión preventiva, pero para que la misma se haga efectiva, ella debe previamente ser despojada de sus fueros de senadora nacional.