Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

La CGT estaba sentada en el auditorio, al fondo, escuchando y anotando. “Lo que dijo era esperable. Nos fuimos conformes”, se escuchó en Azopardo. El diálogo que vienen manteniendo con Jorge Triaca (ministro de Trabajo) tuvo su corolario en el mediodía de ayer, cuando  Mauricio Macri habló, entre otros puntos, del blanqueo y la capacitación profesional.

Además del triunvirato dijo presente el grupo de los independientes, referentes del MASA y de las 62 Organizaciones Peronistas. “La palabra no es reforma, sino producción y trabajo”, le confió a Crónica Andrés Rodríguez, titular de UPCN y uno de los sindicalistas que presenció la jornada del lunes.

Para el líder de la Unión del Personal Civil de la Nación, el “crear empleo y formar a los profesionales se traduce en incorporar a los jóvenes al mundo laboral”. En ese sentido, cabe destacar que la Confederación General del Trabajo mantiene un diálogo fluido con el ministro Triaca. Tanto es así que se espera una reunión para la semana que viene.

En donde sí abrimos el paraguas es en el tema de los jubilados”, alertó Rodríguez, quien se mostró en compañía de Juan Carlos Schmid, Héctor Daer, Carlos Acuña, José Lingeri, Antonio Caló y Armando Cavalieri, entre otros. Para el triunviro Héctor Daer, quien se mostró sonriente ante el abrazo de Macri, están “abiertos” pero “hay cosas sobre las que hay que leer la letra chica” para definir posturas.

Su par, Juan Carlos Schmid, reiteró que “cuando uno se sienta en las tratativas se sienta con ejercicio de acuerdo: te cedo algo para recibir otra cosa. Ese es el espíritu con el que hay que sentarse”. Carlos Acuña también tuvo palabras de respaldo: “Veo una evolución. Nosotros vamos a colaborar en lo que sea”.

Desde las 62 Organizaciones Peronistas dijo presente Ramón Ayala, titular de Uatre. “Estamos esperanzados”, le confió a Crónica Marcelo Peretta, de Farmacéuticos y Bioquímicos. En comunicación con este medio, desde las 62 se mostraron conformes con las “rebajas en las cargas patronales, siempre y cuando no afecte a la jubilación ni a la obra social”.

De igual forma se mostraron ante las “pasantías o capacitaciones”. “Es un contrato para gente sin experiencia, en el cual, por ejemplo, trabaja el primer año con un salario distinto, siempre y cuando esté dentro del convenio colectivo”, subrayó Peretta, quien detalló: “No tiene que haber abusos, porque si bien preparar a un profesional también requiere de esfuerzo, debe estar regulado”.

Desde dicho sector del sindicalismo aseguran que “hoy muchos vinieron a nosotros, cuando hace un año y medio nos criticaban por estar cercanos a Cambiemos. Somos el grupo que mejor posicionado quedó”. Por otra parte, desde las 62 Organizaciones -que si bien son miembros de la CGT no conforman el consejo directivo- creen en una unificación en marzo del año que viene.

Estamos hablando con los subsectores de Azopardo. Sabemos que el triunvirato no funciona más. No es lejano pensar en estar todos en una misma central”, relataron a Crónica