Víctor Ortell, el abogado defensor del secretario general de la UOCRA seccional La Plata, Juan Pablo "Pata" Medina, atribuyó la detención del gremialista a motivaciones "políticas", y aseguró que "a fines de mayo hubo una reunión de gabinete nacional, de la que participó un ministro bonaerense, y en la que (Mauricio) Macri dijo que había que meter preso al ’Pata’ lo antes posible".

Ortell argumentó que “el Gobierno tiene la voluntad de apartarlo” de la actividad sindical, porque Medina "es un obstáculo para los proyectos laborales que quiere llevar adelante el oficialismo", y representa "la oposición a la precariedad, la flexibilización laboral".

El letrado, quien se desempeñó como director del Servicio Penitenciario Federal (SPF) hasta que renunció en 2013 tras una fuga de presos en Ezeiza, lo expresó en declaraciones formuladas anoche al canal de TV Imagen Platense.

Ortel cobró notoriedad pública en los medios de comunicación por su trabajo con los reclusos a través de la agrupación kirchnerista Vatayón Militante, de activa participación en el sistema carcelario, y tuvo a su cargo organizar en los carnavales de 2013 una murga de presos que salía por los barrios a desfilar.
Su defendido, fue detenido el martes último por una medida dispuesta por el juez federal de Quilmes, Luis Armella, en el marco de una causa que se le sigue al dirigente sindical por los presuntos delitos de asociación ilícita, lavado de activos y extorsión. 

El abogado se quejó de que "hay elementos políticos en la causa" y dijo que hubo "programas de TV oficialistas, medios gráficos y tuits que comenzaron a mostrar que Medina era el próximo en la lista" de posibles investigados por la Justicia.

A partir de allí, señaló, empezaron a "aparecer causas penales en La Plata y otra en la justicia federal de Quilmes, en base a una denuncia anónima de dos carillas", prosiguió Ortell y agregó que "muchas de esas causas están impulsadas por empresarios constructores que suelen hablar de la necesidad de bajar costos y salarios".

Además explicó que "recién tuvimos acceso al expediente de 14 cuerpos, 30 minutos antes de que Medina tuviera que presentarse ayer a declarar en Quilmes", y consideró que esto "no garantiza la defensa en juicio, y uno no puede determinar en ese momento cuál será la estrategia de defensa".
Explicó que ante esa situación Medina "se negó a declarar, para poder tener información cierta y fidedigna (de la causa) y, en función de eso, poder tener una mejor estrategia de defensa".