El presidente Mauricio Macri pidió la renuncia de dos funcionarios por participar en la marcha de la CGT y la CTA que se llevo a cabo este martes. Se trata del viceministro de Trabajo Ezequiel Sabor y del superintendente de Servicios de Salud Luis Scervino.

El Ministerio de Trabajo informó que los reemplazantes serán Horacio Pitrau, director nacional de Asociaciones Sindicales de la Secretaría de Trabajo, y Sandro Tarico, generente general de la SSS. 

Sabor, pertenece al PRO, y gestó una estrecha relación con los sindicalistas Hugo Moyano y Luis Barrionuevo durante su gestión de subsecretario de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires durante el gobierno de Mauricio Macri

Scervino fue nombrado superintendente de Servicios de Salud días después de la llegada de Macri a la Presidencia. Su designación había sido interpretada como un gesto hacia la CGT por ubicar a una persona de confianza de José Luis Lingeri, secretari. general de Obras Sanitarias.

El sanitarista Luis Scervino atribuyó su desplazamiento del cargo "a la marcha de la CGTa Plaza de Mayo, dijo que su camiseta sigue siendo "la de la seguridad social y no la del sindicalismo" y lamentó que algunos funcionarios del Ejecutivo "pensaran que podía ser funcional a la CGT".

No obstante, sostuvo que se va "muy satisfecho" de haber participado en la gestión de Mauricio Macri, con quien dijo mantener "una relación excelente".