Dirigentes del oficialismo, empezando por el presidente Mauricio Macri, saludaron ayer a la comunidad judía por la celebración del Año Nuevo de esa tradición. “¡Shana Tova! Mi deseo para toda la comunidad judía es que en Rosh Hashana renovemos nuestro compromiso de trabajar juntos por una Argentina de progreso, con más y mejores oportunidades para todos”, resaltó Macri en Twitter.

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, pidió que “este nuevo año llegue con salud y prosperidad para todos”, mientras que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le deseó “a toda la comunidad judía un dulce año nuevo".