Víctor Manzanares, el contador de la familia Kirchner, quedó a un paso de ser aceptado por el juez Claudio Bonadio como arrepentido en la causa de los cuadernos. Tras una nueva indagatoria, habría confesado ser partícipe del sistema de lavado de dinero que armó el fallecido Daniel Muñoz.

El ex contador de Néstor Kirchner y Cristina Fernández llegó a los tribunales esposado, con chaleco antibalas y custodiado por personal de seguridad. En sus espaldas tenía 27 horas de indagatorias ante el fiscal Carlos Stornelli en tres jornadas distintas.

Ante Stornelli habría proporcionado datos sobre el pago de "retornos", en la obra pública, en línea con las revelaciones del chofer Oscar Centeno, caso conocido como "los cuadernos de la corrupción".

La intención de Manzanares es que Bonadio lo acepte en el Programa de Imputados Colaboradores del Ministerio de Justicia, para mejorar su situación procesal, en la causa en la que se investigan los presuntos delitos de asociación ilícita, lavado de activos y cohecho. En esa línea, en su última ampliación de indagatoria, Manzanares habría hecho referencia a la estructura comercial de los hoteles de los Kirchner, pero según fuentes de la causa esos datos no serían tenidos en cuenta por el juez Bonadio, ya que entiende que corresponde a otra investigación y que a lo sumo debería "haber proporcionado dicha información cuando fue indagado hace cuatro años por el juez", en el marco de la causa Los Sauces, la inmobiliaria de la ex presidenta investigada por lavado de dinero y en la que se encuentra detenido Manzanares.

El magistrado sí tendría en cuenta los dichos del ex contador K respecto a cómo lavaba dinero junto a Daniel Muñoz, ex secretario de Néstor Kirchner. Tal como contó "Clarín", Manzanares explicó que el dinero que trasladaban con bolsos y valijas desde Buenos Aires a Santa Cruz se volcó en parte en la compra de propiedades y de farmacias.

Por otro lado, respecto a cómo la familia Kirchner adquirió un conjunto de hoteles y propiedades para la inmobiliaria, Manzanares Indicó que la dueña de todos esos negocios era Cristina Kirchner y que como tal era conocedora de todos los negocios celebrados con Lázaro Báez y Cristóbal López.

En tanto, cabe destacar que en el sumario la ex presidenta Cristina Fernández está procesada con prisión preventiva, confirmada por la Cámara Federal, pero no fue detenida por los fueros como senadora nacional. En cambio, el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido (que fue sometido a desafuero) está en prisión, al igual que el ex secretario de esa cartera, Roberto Baratta, ambos procesados con prisión preventiva.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos