La diputada nacional Aída Ayala (Cambiemos), procesada y con pedido de desafuero, fue sometida  en las últimas horas a una endoscopía y le diagnosticaron una  “gastritis crónica reagudizada”. Así informó el portal de Diario Chaco luego de que la  legisladora radical fuera internada en el Sanatorio Güemes tras  sufrir un “intenso dolor abdominal”.

Según indicaron fuente de su entorno, la ex intendenta de  Resistencia fue sometida este martes a “una endoscopia digestiva  alta” y se le diagnosticó una “gastritis crónica reagudizada con  patología respiratoria asociada”. Informaron además que la diputada “evolucionó en forma  favorable durante la internación” y que “se evaluará el alta  según evolución clínica durante la jornada”.

La internación de Ayala se produjo poco antes de que fuera  procesada con prisión preventiva en una causa por presunto lavado  de dinero a través de la contratación de proveedores con  sobreprecios en su gestión en el Municipio: su detención, sin  embargo, no se podrá hacer efectiva hasta tanto no sea desaforada  por la Cámara de Diputados de la Nación.

Debido a su problema de salud no asistió a una audiencia en la  Cámara Federal de Apelaciones, relacionada al revés judicial que  tuvo respecto a su pedido de eximición de prisión, y tampoco a la  audiencia prevista para este martes con la jueza Zunilda  Niremperger, por pedido propio, para ampliar su indagatoria.