Si uno dice el nombre de Sebastián Romero, tal vez pocos sepan quién es o que pasó con él, sin embargo, en 2017 "saltó a la fama" por un violento incidente que tuvo en el Congreso Nacional en una manfiestación en la cual se debatía la Reforma Previsional, y se lo vió disparando un mortero "casero" a la policía.

Cuatro años más tarde, el "Gordo mortero" como se lo conoce desde entonces, se encuentra en prisión domicilaria en Buenos Aires (estuvo prófugo en Uruguay y fue extraditado a nuestro país) aunque espera su traslado a la ciudad de Rosario, mientras espera que pasa con su situación judicial.

Mientras tanto, se supo que Romero se postula como precandidato a senador por la provincia de Santa Fe (suplente) por el Partido Socialista de los Trabajadores Unificados (PSTU), que irá en la interna con el Frente de Izquierda y de los Trabajadores FIT.

Respecto a esta postulación, Romero sostuvo que "tenemos una candidatura independiente para la clase trabajadora, en la cual hay que terminar con la criminalización de las protestas, libertad a todos los presos políticos, porque no podemos hablar de democracia si hay presos políticos, y exigimos mque dentro de estas elecciones tenemos que dar una batalla, y ponemos esa candidatura al servicio de la organización de los trabajadores, en las calles, para exigirle y torcerle el brazo a este o cualquier gobierno, y todos los congresos que quieran votar leyes antiobreras, antipopulares y terminar con el hambre, miseria y violencia machista, garantizar el cupo trans y trabajo para todo el mundo y empezar a poner en pràctica las leyes antidespido, que se dupliquen los activos en las fábricas".

Mucho se habló de las imágenes en las cuales se lo ve disparando el famoso mortero en la Plaza de los Dos Congresos, y que lo terminó condenando a una prisión domiciliaria. Con relación a esto, el precandidato dijo que "si me quieren mostrar como un violento por participar de una manifestación y defenderme, desde el PSTU y la Luga Internacional de los Trabajadores estamos a favor de la autodefensa cada vez que es necesaria, porque no podemos dar por hecho que la represión del Estado está bien. El policía tiene que estar para cuidar la calñle, para que no haya delincuencia y terminar con el narcotráfico, y no para pegarle al pueblo y trabajadores, ni reprimirlo cada vez que salgan a pedir y exigir algo genuino".

Romero agregó que "el proyectil ese lo único que hace es ruido sin que provoque la muerte de alguien si le pega, pero más allá de todo, yo no maté a nadie y estoy preso, tampoco lastimé a nadie y estoy preso. Está demostrado que es un mortero hecho con una rama, de venta libre que se ató con una cinta y no un arma tumbera como se dijo, que sale al aire y revienta, y no le pegó a ningún policía u otra persona, entonces estoy preso por las dudas".

Seguí todas las noticias de las PASO 2021

Ver comentarios