Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Las aulas de Capital Federal y provincia de Buenos Aires vuelven a estar vacías. En las jurisdicciones empieza este miércoles un paro de 48 horas -adhieren a la medida nacional de mañana- en reclamo a salarios dignos y escuelas seguras. "En la ciudad nos dieron un aumento que equivale a 16 kilos de milanesa", graficó ante Crónica Eduardo López, titular de UTE.

Este martes fue el Día del Maestro, pero "no tenemos nada que festejar", resumió ante este medio María Laura Torre, de Suteba. La dirigente recordó las muertes de Sandra y Rubén, por lo que pidió al gobierno que "reaccione" y "que las escuelas vuelvan a ser lugares seguros".

"Que elabore un plan de contingencia y que nos realice una propuesta salarial digna", agregó. Ese es el marco del nuevo paro que el Frente de Unidad Docente Bonaerense (con la adhesión de UDA) empieza este miércoles. En Capital Federal, UTE, Ademys y UDA (los tres gremios mayoritarios) también empiezan la huelga de 48 horas.

Cabe recordar que el jueves de la semana pasada, el Ministerio de Educación "postergó", según comunicó, la convocatoria salarial por "llevar adelante una medida de fuerza previo a una reunión, sin siquiera escuchar la oferta salarial por parte del gobierno", informaron desde la cartera que comanda Soledad Acuña.

Educación informó que realizarán un "adelanto a cuenta del acuerdo salarial que lleva el salario testigo de jornada simple a $17.500 y para jornada completa a $35.000, para el mes de septiembre". Para López, "en el salario de jornada simple hay $3.200 de diferencia, es decir, 16 kilos de milanesa".

Con el "salariazo", agregó, se completa un "23% en todo el año, cuando sabemos que la inflación rondará el 42%". Este jueves, en tanto, al paro porteño y bonaerense se le suma la medida de fuerza nacional convocada por Sadop, Ctera y Conadu. En horas del mediodía, la comunidad educativa de todos los niveles marchará desde Palacio Pizzurno (sede del ministerio nacional) hacia el Congreso de la Nación.

Universitarios movilizan

El ambito universitario también saldrá este jueves a la calle, a pesar de las divisiones que reinan en los gremios. Si bien las medidas de fuerza lentamente se fueron levantando en las universidades -tras un acuerdo del 26% con dos cláusulas de revisión- todos los sindicatos adhieren al paro y movilización.

"Lo que esta en juego es el derecho a la educación y la universidad pública", dijo Carlos De Feo, secretario general de Conadu. El único gremio que sigue con la sexta semana de paro es Conadu Histórica, que reclama una recomposición salarial del 30%.