En medio de la pandemia, la Justicia decidió girar “con premura” el dinero que se le incautó hace cuatro años a José López, el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, hacia el hospital Garrahan. Ya el año pasado, un fallo similar ordenaba enviar los dólares descubiertos en los bolsos que el ex funcionario intentaba esconder en un convento a dos hospitales, pero el giro fue frenado por medidas interpuestas por su defensa.

Desde entonces, los jueces pidieron que los nosocomios plantearan con presupuestos qué harían con ese dinero. Este jueves terminaron las trabas judiciales y se aceptaron dos pedidos del Garrahan, por 1.275.700 pesos y otro por casi dos millones de dólares para comprar aparatos e insumos.

Por su parte, se espera una resolución similar a favor del hospital Gutiérrez, que también presentó su presupuesto. Serìan otra parte de los casi nueve millones de dólares incautados. Los recursos serán utilizados, entre otras cosas, para la compra de un ecogradiografo 4D de última generación y dos video electro-encefalogramas.

También se destinarán a la compra de ventiladores, carros de paro con desfibrilador, Insumos impresora 3D Trideo Dual, barbijos quirúrgicos triple capa y antiparras protectoras, según surge del detalle presentado en el fallo del TOF 1.