Ante la nueva suba de tasas, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) obliga a las entidades a pagar 41,5% de Tasa Nominal Anual (TNA) por los plazos fijos a 30 días, lo que lo convierte en una Tasa Efectiva Anual (TEA) del 50,4% anual si se reinvierten los intereses que se ganan cada 30 días.

Pero el BCRA no cambió la tasa de revolving, como se denomina en la jerga a la financiación que los bancos cobran a los usuarios por pagar tarde el resumen de la tarjeta, que queda en una tasa del 49%, luego de haberse elevado en enero con la primera suba de tasas del año, cuando estaba en el 43%.

AHORA 12

Para las entidades resulta cada vez menos redituable el negocio de las tarjetas, que empeora aún más en el caso del Ahora 12, que tiene una tasa nominal anual del 31%, cuando deben pagar a los ahorristas 41,5% por sus depósitos.

El Ahora 12 tiene una tasa nominal anual del 31%, cuando deben pagar a los ahorristas 41,5% por sus depósitos.

Lo que les queda a los bancos es el mismo recurso que hacen las empresas en el supermercado cuando el Gobierno no les deja aumentar los precios: achican los envases, ponen otro packaging con la versión Plus para que se trate de un producto nuevo, o incluyen muy pocas unidades del producto de Precio Cuidado.

Algo parecido sucederá con el sector financiero, que ya se estuvo viendo, pero ahora se incrementará: clientes de bancos de primera línea que van a comprar un producto en cuotas y en la caja lo rebotan porque "ya no tienen cupo".

Cuando van al banco ven que, en realidad, les bajaron el límite crediticio para la compra en cuotas. En otros casos, para quienes tienen más suerte, no se lo actualizan desde hace dos años, con lo cual pierden ante el avance de la inflación del 50% anual.

En algunos casos, sólo a aquellos clientes Premium o VIP le actualizan en forma automática los límites para la compra con tarjeta, pero en un pago, y no en cuotas, para evitar el Ahora 12 con la tasa subsidiada del 31 por ciento.

Es el cliente, entonces, quien debe ir a pelearse con el banco para que le suban el límite de compras, pero debe subrayar que quiere la actualización del límite para poder comprar en cuotas, no en un pago.

Esta es la razón por la cual los consumos con tarjeta de crédito caen un 12%. De todos modos, hay que tener en cuenta los costos ocultos a la hora de pagar en cuotas por fuera del Ahora 12, porque es cada vez más caro.

Ver comentarios