Mientras la Justicia avanza lentamente en la investigación sobre el caso de Rafael Nahuel, quien murió el pasado 25 de noviembre durante un supuesto enfrentamiento entre mapuches y efectivos de la Prefectura Naval, las informaciones judiciales parecen desmentir la versión del gobierno sobre un cruce de disparos entre quienes mantienen tomado el predio de Villa Mascardi y los efectivos.

Durante el fin de semana se conocieron las pericias realizadas sobre los dos mapuches, asociados a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que llevaron el cuerpo sin vida de Nahuel a la base de la montaña, donde fueron capturados. Fausto Jones Huala (hermano del líder mapuche Facundo Jones Huala) y Lautaro Alejandro González no tenían rastros de pólvora en las manos, con lo cual -al menos ellos- no efectuaron ningún tipo de disparos contra los Prefectos del Grupo Albatros.

La causa, sin armas
La presencia o no de armas de fuego en poder de los ocupantes del territorio es clave para determinar si existió un abuso en la utilización de armas de fuego contra ellos, o si el disparo que mató a Nahuel (ingresó por el gluteo y llegó al tórax) fue un exceso de las fuerzas de seguridad.

En ese marco, trascendió una parte de la declaración de los dos mapuches que fueron detenidos (luego liberados) e interrogados por el juez que lleva la causa, Gustavo Villanueva. Allí se les pregunta por los elementos que les secuestraron (hondas y piedras) y por cuchillos, pero no hay ningún elemento en la causa que hable sobre armas de fuego en poder de los mapuches.

Fuerte debate
Ese fue el punto central de una discusión entre la vicepresidenta Gabriela Michetti y el periodista Ernesto Tenembaum en el programa de Mirtha Legrand. Mientras la funcionaria aseguró que "está probado que hubo un enfrentamiento y los Prefectos se defendieron", el periodista interrogó sobre la presencia de armas.

"Hubo, sí, de fuego, creo, y también lanzas", añadió Michetti, dubitativa. Para la vice, "si los agentes dispararon, es porque les estaban disparando".