Por estas horas, en el Ministerio de Desarrollo Productivo el titular de la cartera, Matías Kulfas, y el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, se encuentran reunidos con empresarios de las cadenas de supermercados y productoras del sector alimenticio, buscando consensuar instrumentos y medidas que le pongan algún freno a la disparada de precios que se viene registrando en lo que va de 2022.

Es así que representantes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) concurrieron al encuentro convocado por Kulfas. Está anunciada una conferencia de prensa para hoy a las 15 en la sede ministerial, en la cual, se espera que haya alguna comunicación respecto de lo conversado y eventualmente acordado.

Retrotraer los precios y establiizar

Un objetivo central para el Gobierno es que se retrotraigan los precios al último martes, día en que el presidente Alberto Fernández dijo que -una vez aprobado en el Congreso el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI)- comenzaría a librarse una suerte de "guerra contra la inflación".

Tras esa declaración, en muchos comercios, supermercados incluidos, se generaron nuevos aumentos de precios, que se suman a los registrados en los dos primeros meses de 2021 y que ya llevaron la inflación de ese período al 8,8 por ciento. Se descuenta que el índice de marzo será  bastante superior al 4,7 por ciento de febrero y al 4 de enero, traccionado por los aumentos en alimentos, entre otros sectores.

En declaraciones al respecto, Kulfas dijo el domingo que el Gobierno va a "actuar con el peso de la ley" sobre los sectores que en las últimas semanas implementaron remarcaciones y que van a exigir a los empresarios "que retrotraigan los precios que no tienen justificación". Así, dejó abierta la puerta para aplicar eventualmente la Ley de Abastecimiento, que prevé multas y hasta clausuras de empresas.



"Vamos a trabajar cadena por cadena. Vamos a comparar la estructura de costos con los datos que informen los empresarios y conformar una mesa de trabajo. Somos un Gobierno de diálogo, pero si vemos que del otro lado no encontramos una respuesta adecuada, y hay excusas o prácticas especulativas, vamos a actuar con el peso de la ley”, sostuvo el funcionario en diálogo con FM Futurock.

Kulfas añadió que “lo que hay es el inicio de una nueva etapa donde vamos a procurar que esta volatilidad tan fuerte que hay en el mercado internacional, y que se suma a los problemas que tenemos hace un tiempo largo, no se agrave”.

"El primer objetivo es estabilizar esta situación que está agudizada por la suba de los costos de las materias primas”, explicó el funcionario y subrayó que “en las últimas semanas vimos remarcaciones que nos parecen injustificadas e inaceptables y queremos discutirlas con la cadena para frenarlas en lo inmediato”.

Medidas en estudio

Las iniciativas en estudio se enfocan en la ampliación del programa Precios Cuidados en las cadenas de supermercados, que debería renovarse el próximo 7 de abril, y la conformación de una canasta de productos estacionales que estaría apoyada con un fondo especial para subsidiar el precio del tomate, la lechuga y otras frutas y verduras.

Otra iniciativa, que va en dirección a reducir la brecha entre esos supermercados y los llamados comercios de cercanía (almacentes de barrio y supermercados chinos, entre otros), es definir un programa de entre 60 y 70 productos.

Estaba previsto que estas medidas fuesen anunciadas por Feletti entre el martes y miércoles, pero eso quizá  se adelante para hoy o al menos haya al menos alguna precisión mayor.

La desaceleración de la inflación es algo que necesita con urgencia gran parte de la población, en especial los sectores que están sumidos en la pobreza, a los que la subsistencia se les hace una misión cada vez más complicada de lograr.

Ver comentarios