Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato de la CGT, consideró que no hay nada que festejar en este 1° de mayo y manifestó su rechazo a la reforma laboral que el Gobierno envió al Senado. "Hoy el trabajador en la Argentina pasa las de Caín para llegar a fin de mes. Es una situación muy compleja para los trabajadores”, consideró el sindicalista. Además al ser consultado por si hay algo para festejar en el país por el Día del Trabajador, el líder del gremio de dragado y balizamiento contestó: “Obviamente que no, pensemos en los millones de compatriotas que no tienen trabajo”.

Schmid, quien se encuentra en Brasil para participar de un acto en el que se pedirá la liberación de Lula, además rechazó el proyecto de reforma laboral que el Gobierno envió al Senado: "Ya manifesté que no hay confianza en las propuestas del Gobierno, porque primero dice una cosa y termina haciendo otra. Si en el proyecto aparece este tema de rebaja de indemnización ante despidos, lo voy a rechazar. Muchos vamos a rechazar este proyecto. El anterior fue en realidad un ensayo para terminar sancionando la ley de reforma previsional".

La CGT comandada actualmente por el triunvirato que completan Héctor Daer y Carlos Acuña, elegirá una nueva conducción que reemplace a la actual, algo sobre lo que se expidió el gremialista: “Seguramente el jueves va a reunirse (el triunvirato) con el Consejo Directivo para el congreso de integración de autoridades. Hasta ese momento, estamos al frente para tomar las decisiones que falten”.

Este martes, el gremio celebrará en su sede de la calle Azopardo 802, con un acto al que prometió asistir la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff, quien llega al país para presentar Luiz Inácio "Lula" Da SIlva en la Feria del Libro. El acto en la sede de la central obrera se realizará a partir de las 16.