A una semana de las elecciones legislativas de medio término, que en la provincia de Buenos Aires registraron el triunfo por estrecho margen de la lista a diputados nacionales de la coalición opositora Juntos, su primer integrante, Diego Santilli, empieza a delinear lo que será su intento por candidatearse a gobernador provincia dentro de dos años por ese espacio.

Pero el diputado electo y ex vicejefe de Gobierno porteño no está para nada solo en esa carrera. Dentro del PRO, partido al que pertenece, se sabe que los intendentes Julio Garro (La Plata), Néstor Grindetti (Lanús), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Jorge Macri (Vicente López), además de Cristian Ritondo, también tienen aspiraciones.

Al mismo tiempo, desde el radicalismo podrían anotarse Maximiliano Abad y Emilio Monzó, y también el peronista Joaquín de la Torre. Todos ellos ya están buscando los respaldos necesarios para sus eventuales postulaciones.

Un aspecto en el que todos los dirigentes mencionados podrían poner énfasis con miras a una eventual competencia interna respecto de Santilli es que éste acaba de migrar de territorio, en el sentido inverso al de la ex gobernadora María Eugenia Vidal. Claramente, cuestionarán que el "Colorado" -como lo apodan- no tiene trayectoria bonaerense y que sería la continuidad de un fenómeno que viene dándose con los gobernadores desde 2007.

A modo de ir fjando posición, en los últimos días Santilli propuso crear en el seno de la coalición una "mesa de pensamiento estratégico" para el distrito, con la participación de economistas, sociólogos y politólogos. Mietras tanto, tiene previsto seguir recorriendo el conurbano bonaerense, tal como lo hiciera en las campañas para las PASO y las legislativas. Sería a modo de “gesto hacia los candidatos locales por el esfuerzo de la campaña”.

Nás allá de este panorama, por ahora el legislador electo no piensa hablar públicamente de su candidatura a mandatario provincia. En su entorno aseguran que, “antes de discutir candidaturas, lo importante es consolidar la unidad, mejorar el armado territorial y confeccionar un plan de gobierno para el 2023, tanto a nivel nacional como provincial”.



Del mismo modo que piensa Horacio Rodríguez Larreta -jefe de Gonbierno potteño y muy posble precandidato a presidente en 2023-, Santilli cree que es momento de “definir cuáles son las reglas de juego internas para ampliar y darle gobernabilidad a la oposición”, después de la irrupción de fenómenos electorales como las agrupaciones libertarias encabezadas por  Javier Milei en la ciudad de Buenos Aires y José Luis Espert en la provincia.

Más allá de la dura pulseada que habría entre el "Colorado" y cualquiera de los dirigentes del PRO mencionados, también asoma el radicalismo como fuerza con pretensiones, luego de su revitalización con la presencia de Facundo Manes, quien pese a haber perdido la interna con Santilli aportó un caudal de votos sin el cual posiblemente el Frente de Todos habría ganado en el distrito. Como Manes ya ha explicitado su vocación presidencial, es que en principio no se lo anota para la pulseada bonaerense.