Por Luciano Bugner
lbugner@cronica.com.ar

El nuevo frente gremial con líderes de las dos centrales obreras, Pablo Moyano, como parte de la CGT, y Hugo Yasky, en representación de la CTA, anunció una jornada de movilización al Congreso de la Nación para el próximo miércoles en contra de las reformas que lleva adelante el gobierno de Cambiemos.

Ayer hubo dos fotos sindicales completamente distintas. Una se dio en el Vaticano, sede de un encuentro internacional al cual asistió la cúpula de la CGT, referentes de la CTA y distintos actores de las organizaciones sociales.

Otra. en Paseo Colón al 700, en la sede de Gráficos, donde, entre otros, mantuvieron un encuentro Sergio Palazzo (La Bancaria), Pablo Moyano (camioneros), Héctor Amichetti (gráficos bonaerenses), Daniel Catalano (ATE-Capital), Hugo Yasky ( CTA), Vanesa Siley (judiciales de CABA) y Walter Correa (curtidores).

Este último grupo, al cual Correa días atrás bautizó como la " CGT-Luján", por el encuentro en Open Door del pasado lunes, se adelantó a todos y, como anunció Palazzo, "decidimos marchar el miércoles 29 a las 15 al Congreso en contra de las tres reformas propuestas por el gobierno".

"Estoy muy feliz por la unidad de acción que estamos logrando", resumió Yasky.

Fuentes que presenciaron la reunión confirmaron que "el que más insistió en salir a la calle fue Catalano", teniendo en cuenta que a los tres proyectos que pretende impulsar Cambiemos se suma el rumor de unos 20.000 despidos en el Estado.

Es esa línea, cabe destacar que ATE-Capital ya se manifestó el jueves cortando las intersecciones de Paseo Colón y Alsina y Callao y Corrientes.

"Un paquete de ajuste"

En comunicación con radio Gráfica, Palazzo destacó que "las tres reformas están concatenadas" ya que "la previsional afecta a los jubilados, la laboral tiende a desmejorar la situación de los trabajadores y la tributaria va a ocasionar un desfinanciamiento de la seguridad social".

Días atrás, Amichetti había señalado que "desde la Corriente Federal de los Trabajadores tomamos las reformas fiscal, laboral y previsional como un paquete de ajuste", a lo que pidió "no dividirse (como movimiento obrero) ya que sería funcional a los planes de Mauricio Macri".

Ayer, el líder de los gráficos bonaerenses apuntó que "esta movilización es fundamental para mostrar la fuerza de los trabajadores, de todos los sectores, incluidos los de las pymes y cooperativas".

A todo esto hay que sumarle que el último jueves, en horas del mediodía, la Ctera (sindicato nacional docente que responde a la CTA encabezada por Yasky) se declaró "en estado de alerta y movilización", por lo cual se adherirá al frente gremial consolidado en los últimos días.

Su titular, Sonia Alesso, dialogó con Crónica y fundamentó la postura adoptada en que "el avance en los derechos laborales y el cambio en la edad jubilatoria afectan directamente a los docentes".