Hay situaciones en las cuales nunca se puede prever que haya un accidente o inconveniente que pueda sacar de un apuro a una persona o, por qué no, salvarle la vida a alguien. Es por eso que es importante saber qué son los primeros auxilios y lo más importante: cuándo poder hacer uso de ellos para afrontar la situación.

Ya sea en casa, la calle o en un viaje, es importante saber cómo afrontar el momento en que un siniestro aparece en nuestro camino; es por eso, que los denominados Primeros Auxilios (PP.AA.) "son técnicas y procedimientos que debemos tener en cuenta en situaciones de emergencia, y para ayudar a una persona enferma o lesionada hasta la llegada de profesionales médicos especializados".

Para tener conocimientos sobre este tema, la doctora Valeria El Haj (M.N. 99.291 y directora Médica Nacional de OSPEDYC) explicó que, "los PP.AA. son útiles para un amplio abanico de situaciones, como, por ejemplo: ante casos de personas heridas con elementos punzantes y/o cortantes o que han sufrido un traumatismo, también ante situaciones médicas, como hipoglucemias, personas que manifiesten problemas respiratorios, sufren ataque al corazón o cuadros de alergias, entre otras complicaciones. Además, debemos tener en cuenta las situaciones generadas por picaduras, mordeduras, golpes de calor e intoxicaciones".

Botiquín completo a mano

Antes de que pueda ocurrir algo inesperado hay que tener en la vivienda, casa o lugar de vacaciones que uno pudiera llegar a viajar un completo botiquín para estar preparado. Según los especialistas, este artefacto de emergencia debe poder ser transportable y estar ubicado en un lugar fresco, seco, limpio, accesible, conocido por todos y lejos del alcance de los niños. También, se debe controlar periódicamente el estado de los elementos y reponerlos en caso de que sea necesario, ya que los artefactos vencidos pueden incrementar el peligro cuando se intenta atender a alguien.

En cuanto al botiquín, algunos elementos básicos son: jabón neutro (blanco) para higienizar heridas, alcohol en gel para desinfección rápida de las manos, termómetro para medir la temperatura corporal, guantes descartables de látex para no contaminar heridas y para seguridad de la persona que asiste a la víctima, gasas y vendas para limpiar heridas y detener hemorragias, antisépticos (yodo povidona, agua oxigenada) para limpiar las heridas, tijera para cortar gasas y vendas o la ropa de la víctima, cinta adhesiva para fijar gasas o vendajes y tablillas para inmovilización, entre otros elementos.

Un completo botiquín es siempre necesario (Imagen ilustrativa).

También existen elementos complementarios que pueden servir en ocasiones menos habituales o más extremas, sobre todo si uno va a lugares con poca civilización, escasos hospitales o sitios inhóspitos, como por ejemplo: antiparras como barrera de protección para enfermedades, máscara de reanimación cardiopulmonar con válvula unidireccional para practicar RCP de forma segura, alcohol al 70% para la limpieza de instrumental de primeros auxilios, linterna para examinar al lesionado (por ejemplo si presenta un cuerpo extraño en la boca), solución fisiológica para la higiene de grandes heridas y para el lavado y la descontaminación de lesiones oculares, pinza larga sin dientes para la sujeción de gasas, anotador y lapicera para registrar datos que puedan ser solicitados o indicados por el servicio de emergencias médicas y pañuelos grandes para vendaje de miembros.

Reaccionar ante un accidente

Ahora bien, la pregunta que busca una respuesta es: ¿Qué hacer cuando sucede una situación de emergencia? A lo que la doctora sostuvo que "es de suma importancia promover y generar conciencia sobre la importancia de conocer cómo aplicar PP.AA. tanto para la vida cotidiana como para situaciones de crisis como desastres, epidemias o conflictos, y motivar a las personas a adquirir este tipo de conocimientos que pueden salvar vidas".

En cuanto al momento en que ocurre un siniestro y cómo practicar los primeros auxilios, las consideraciones a tener en cuenta son que al acercarse a una persona herida hay que presentarse ante esta, explicarle que uno tiene conocimientos sobre PP.AA. y consultarlo si quiere que le brindemos ayuda, siempre manteniendo la calma.

Otro punto importante a tener en cuenta es que es clave observar alrededor y verificar las condiciones del sitio para no exponerse a un peligro, evaluando la seguridad de este (tener en cuenta que el accidente pudo ocurrir en una ruta o zona particular).

Cuidados con el herido

Además, no hay que mover a la persona enferma o lastimada, a excepción de que el lugar del hecho presente un riesgo para el afectado y/o uno mismo. Si la situación lo permite, hay que llamar a una ambulancia o al servicio médico, ya que al accionar la cadena de supervivencia aumentará la probabilidad de sobrevida del herido, porque cada minuto cuenta.

Finalmente, lo más importante es que hay que tener en cuenta que siempre se debe tratar de manejar la situación de la mejor forma posible, buscando la calma y evitando el descontrol que generalmente aparece en un siniestro con heridos, como usar guantes y protección ocular ante la presencia de sangre u otros fluidos corporales. Lo que también recomiendan los profesionales es que no hay que tocar nunca en forma directa ningún tipo de secreción.

Utilidad del Desfibrilador Externo Automático (DEA) 

En los últimos años un aparato se convirtió en un salvador de muchas personas. Se trata del DEA (Desfibrilador Externo Automático), que cada vez es más adquirido por lugares de trabajo, esparcimiento e instituciones de diversa índole.

Especialistas médicos indicaron que el tratamiento de la fibrilación ventricular observada con desfibrilación inmediata puede dar como resultado una supervivencia superior al 90%. En cambio, con cada minuto de demora en la desfibrilación baja un 10% la posibilidad de sobrevivir, de modo que a los 10 minutos las chances de recuperación son pésimas.

Las principales características de un desfibrilador externo automático son: 1) Es un método seguro, eficaz y fácil de aprender para tratar a las víctimas de un paro cardíaco. 2) Cuanto antes se inicie la desfibrilación, más probabilidades habrá de que la víctima sobreviva, por lo cual, en caso de contar con un DEA en el lugar, las oportunidades se multiplican. 3) El tiempo óptimo para la desfibrilación es de 3 a 5 minutos.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos