Buenos Aires es una ciudad inmensa y está llena de posibilidades para disfrutar de un fin de semana al aire libre solo, en pareja, con amigos o con la familia. Los argentinos tenemos el privilegio de contar  con uno de los destinos turísticos más soñados del mundo por su caudal arquitectónico e histórico, sus frondosos parques con agua, reservas ecológicas, actividades culturales únicas, y mucho más.

La temporada de verano 2022 ya inició y estás a tiempo para conocer maravillas de la Capital Federal y sus atracciones gratuitas, es decir, sin tener que gastar un peso. Armá el equipo de mate, guardá el protector solar y la botella de agua en la mochila, calzate muy cómodo, colocate el barbijo, y aprovechá alguno de estos paseos y actividades en la ciudad.

Reserva Ecológica Costanera Sur

Reserva Ecológica Costanera Sur, situada en el barrio porteño de Puerto Madero. Cierra a las 18.

Una propuesta inigualable para conocer la flora y fauna nativas en plena ciudad, precisamente en el barrio de Puerto Madero, al sureste de la Capital.

Con 350 hectáreas de naturaleza viva, con lagunas, bosques y más de 200 tipos de animales, es considerado  el mayor espacio verde de la ciudad, es una de las reservas más importantes de la región. Decenas de miles de porteños y turistas se acercan a diario para conocer las más de 2000 especies que pueden verse desde sus seis senderos -entre plantas, animales, hongos, insectos, tortugas, lagartos y coipos-

Es el lugar ideal para despejar la mente y desconectarse momentáneamente de la ciudad. Además, es uno de los paseos preferidos para caminar, andar en bicicleta, trotar, hacer senderismo o pasar el día en familia durante el fin de semana.

La Reserva Ecológica Costanera Sur fue declarada Parque Nacional y Zona de Reserva en 1986, y también fue declarada en 2005 como sitio Ramsar por su importancia mundial como humedal.

Horarios: martes a domingos de 8.00 a 19.00 horas. Abre los lunes feriados. Se cierra por lluvias.

Tranvía histórico de Caballito

El viejo tranvía recorre el tradiciona barrio de Caballito.

Subirse al tranvía y recorrer la ciudad de Caballito es como realizar un viaje en el tiempo hacia el pasado de Buenos Aires. Y es que durante 100 años, este medio de transporte urbano fue uno de los más populares de la ciudad. No obstante, en 1963 desapareció abruptamente, y solamente quedaron restos de sus vías en algunos barrios porteños.

Así todo, gracias a la Asociación Amigos del Travía, uno de los antiguos coches restaurados del tranvía volvió a ponerse en marcha sobre sus viejos rieles para ofrecer paseos gratuitos en un circuito de 25 minutos por el barrio de Caballito. ⠀

Realizar el recorrido en estos antiguos tranvías es una experiencia en sí misma para toda la familia. Cada detalle está pensado: las antiguas carrocerías, la entrega del boleto al subir, la vestimenta del chofer, todo transporta a otra época.

Los recorridos se realizan todos los sábados, domingos y feriados, y parten cada 20 minutos desde una única parada, ubicada en Emilio Mitre y José Bonifacio. Durante el viaje, un guía realiza una reseña acerca de datos históricos y técnicos del sistema. Una salida ideal para hacer en familia

Horarios: Sábados y feriados de 17 a 19.30 hrs. Domingos de 10 a 12.30 hrs y de 17 a 19.30 hrs (Horario de la última salida). Se suspende por lluvia.

Plaza Dorrego

La emblemática y bella Plaza Dorrego, en el barrio de San Telmo, sur de la Capital.

Un sitio con mucha historia y antigüedad en la capital porteña que se destaca sin lugar a dudas por sus caserones del siglo XIX – muchos de ellos reconvertidos en cafés, restaurantes y hoteles-, su feria de reliquias y artesanías, y sus numerosos artistas callejeros.

La feria, que se realiza religiosamente cada fin de semana sobre la plaza completamente pavimentada, es motivo de atracción de muchos turistas y vecinos interesados en comprar artículos para el hogar, indumentaria, decoración y mucho más de otros tiempos.

La plaza es Monumento Histórico Nacional dado que el 13 de septiembre de 1816 el pueblo de Buenos Aires se allí reunió para reafirmar la Declaración de la Independencia, promulgada el 9 de julio de 1816 en el Congreso de Tucumán.

Parque de la Memoria

El Parque de la Memoria es un sitio imperdible en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por su historia y su belleza.

El Parque de la Memoria es un espacio público ubicado en la Zona Norte de la ciudad, sobre la costa del Río de la Plata que recuerda a todas las víctimas del terrorismo de Estado. No es casual que se encuentre a 300 metros del aeroparque metropolitano, desde donde, en el área militar, partían varios de los denominados “vuelos de la muerte”, que transportaban a muchas de las personas secuestradas que eran arrojadas a las aguas del río.

Si bien muchos se acercan para recorrer el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983), entre otras actividades afines, los visitantes también aprovechan la posibilidad de pasear por el vasto predio frente a la costa bonaerense, y disfrutar de unos mates escuchando únicamente el sonido del río.

Este espacio cuenta con una extensión de 14 hectáreas y fue inaugurado en 2007. Su entrada es libre y gratuita.

Floralis Genérica

La Plaza Naciones Unidas, en el barrio de Recoleta, se encuentra dominada por una imponente escultura de 20 metros de alto situada en su interior: la “Floralis Genérica”, un gigante de acero inoxidable y aluminio que pesa 18 toneladas.

Se trata de la primera escultura en movimiento controlada por un sistema hidráulico y células fotoeléctricas. Esta obra se inauguró el 13 de abril de 2002 y su autor, el arquitecto argentino Eduardo Catalano, la nombró así en homenaje a todas las flores.

Muchas personas aprovechan las tardes de sol y buen clima para disfrutar del enorme y verde parque, entusiasmados por ver cómo poco a poco la flor mecánica va abriendo y cerrando sus pétalos mecánicos de acuerdo con la posición del Sol.

Ver comentarios