La figura del periodista Ángel de Brito se potenció con el paso del tiempo y hoy es una de las figuras rutilantes de los programas de espectáculos, ya que además de llevar adelante la conducción de Los ángeles de la mañana (eltrece), también se desempeña como jurado en  ShowMatch (el trece).

Sin embargo, el reconocido conductor adelantó su decisión de no retomar con uno de sus trabajos el año que viene. Según escribió en sus redes sociales, ya no evaluará a los participantes de La Academia. El conductor sorprendió a sus seguidores de Twitter al responderle a una usuaria que criticó su labor en el ciclo televisivo encabezado por Marcelo Tinelli.

 

“Por lo menos Agustín baila, si hablamos de regalar lo hizo con Pachu hasta que el resto del jurado se hartó y quedó solo con la idea, jubilen al jurado”, escribió la tuitera indignada por una de las decisiones que tomó el jurado del certamen.

Lo que nadie esperaba era que de Brito aprovechara la crítica para dar a conocer que no estará en el programa el año que viene. “Yo me jubilo el viernes. No te preocupes”, disparó.

Ángel de Brito: presente amoroso

Unas semanas atrás, el conductor abrió su corazón en diálogo con Pampita en su ciclo Pampita Online (Net TV). Durante la charla, el periodista fue consultado sobre su pareja, un tema del que no suele hablar.

Lejos de negarse a contar un poco sobre su intimidad, de Brito aclaró que está de novio y explicó los motivos por los que no suele dar detalles de su vida privada. “No tengo ningún tipo de prejuicio. No es que me ando ocultando o escondiendo. Ya se publicaron fotos y lo dejé pasar”, aseguró.

Y agregó: “Si vos ves mis notas nunca hablo de mi vida privada, es un límite que siempre mantengo. La familia, afuera. Todos los que trabajan conmigo la conocen. Si empiezo a abrir puertas y ventanitas después estoy obligado a contestar”.

En ese sentido, el comunicador reveló que no le gustaba la exposición y que se consideraba una persona reservada, tranquila y callada. Incluso contó una situación desagradable que debió vivir tiempo atrás: “Una vez me hicieron una guardia periodística y cuando la leí la nota no tenía nada que ver con la situación real. Cuando vas por la calle no te vas riendo ni posando”.