Un dramático momento se vivió en el barrio porteño de Caballito. Un nene de cuatro años quedó atrapado en el balcón de un quinto piso y fue rescatado por el propio encargado del edificio, quien arriesgó su vida trepando la edificación. La escena fue grabada por unos vecinos y el vídeo se viralizó en las redes sociales.  

El hecho ocurrió este sábado cerca de las 10 mañana en un edificio ubicado en la calle Acoyte al 100. Un comerciante de la zona vio a un niño en uno de los balcones caminando de un lado al otro y no había ningún adulto cerca. Además, notó que las persianas del departamento estaban completamente bajas. 

Es por eso que alertó al resto de los vecinos del barrio sobre el riesgo que corría el nene solo en ese balcón. “Nosotros enseguida llamamos a la policía y a los bomberos”, reconoció el hombre, que grabó el video del nene que luego se volvió viral.

Una de las vecinas alertó sobre esta situación a Alejandro, encargado del edificio. El hombre al enterarse se dirigió hasta la puerta del departamento en donde estaba el menor, pero no recibió ninguna respuesta por parte de los padres. “Subí, golpeé la puerta y toqué timbre mil veces, pero nadie me atendía”, aseguró el portero.

Ante la desesperación de no saber qué más hacer le tocó el timbre al departamento vecino del 5to A. Allí tomó la determinación de hacer una maniobra arriesgada para salvar al nene. que estaba jugando sin tener noción del riesgo que corría.

Fui por el balcón de ese departamento y salté a donde estaba la criatura. Verlo ahí fue una locura. Fue un verdadero peligro de mi parte saltar al otro balcón, pero el nene estaba desnudo en la parte de abajo y se colgaba del balcón”, expresó el encargado del edificio.

 

Y agregó: "La criatura se pudo haber caído tranquilamente, pudo pasar por las rejas que son muy chiquitas. No iba a esperar a que llegara la policía. No lo pensé, me trepé y salté al otro balcón.

Según explicó Alejandro, las persianas del inmueble estaban bajas, pero no completamente. Faltaban unos centímetros para que toquen el suelo. Ese pequeño espacio fue el utilizado por el menor para escabullirse al balcón.

 

El encargado héroe levantó la persiana, ingresó al departamento junto al nene y buscó a los padres para informarle de lo sucedido. “Empecé a aplaudir en la casa, diciendo ‘¿hay alguien acá?” Los padres estaban durmiendo. Le comenté toda la situación, que la criatura estaba del lado de afuera y que casi se cae. El tipo no podía creer lo que estaba pasando. Todo fue por un descuido. Uno de los dos se olvidó de cerrar la persiana”, sostuvo.

Por último, Alejandro reveló que la familia se había mudado hace dos semanas al edificio y aún se estaban acomodando. Al ser consultado por la respuesta de los padres a la situación, el encargado dijo: “Después de todo lo que pasó, les toqué timbre, pero no me contestaron. Por ahora no los vi ni me agradecieron”, sentenció. 

Ver comentarios