Betiana Blum es una de las actrices más reconocidas de nuestro país. Con una extensa carrera en teatro, cine y televisión, se lució como Nora en la mítica película Esperando la carroza y se tatuó así en la memoria de millones de argentinos que siguen riendo de la misma manera con el recordado film.

Nacida en Chaco, pasó su niñez y adolescencia en la ciudad de Sáenz Peña. Ya desde pequeña, Betty Ana Blum Flores daba indicios de su inclinación y gusto por la actuación. Junto a sus amigas, creó un club que se llamaba Saca chispas, en el que se divertían a diario actuando y creando coreografías.

”Muchos creen que de niña yo era muy histriónica, pero no era así, tenía mucha vida interna, andaba siempre en mi mundo, muy conectada con lo interno mío, con mis pensamientos. Siempre estaba creando cosas”, dijo en una entrevista a Radio Rivadavia.

 

Hija de un obrero de una fábrica de algodón, y madre pianista; Betiana desembarcó en Buenos Aires y se instaló en una pensión de monjas para chicas, Nuestra Señora de la Consolación, con la intención de estudiar la carrera de Filosofía y Letras, pero la actuación y el teatro la tomaron de arrebato en su vida. Al tiempo, se mudaría a un departamento con una amiga.

Por ese entonces, comenzó a incursionar en el teatro independiente y a ganarse la vida haciendo bolos en televisión. Mientras tanto, se casó con su novio siguiendo el mandato de su madre, matrimonio que solo duró un año antes de romperse para siempre.

Una vida dedicada a la actuación y su gran éxito: Esperando la carroza

Su debut en el cine fue en 1964, con la película Sombras en el cielo; y luego trabajó en más de 30 películas, innumerables obras de teatro y exitosísimos programas de televisión, como Campeones de la vida, Soy gitano, Mujeres asesinas, Historias inquietantes, La familia Mores, Nuestra galleguita, entre otras. 

Si podemos hablar de la ficción que marcó para siempre la carrera de Blum es la mítica película Esperando la carroza, una  comedia dirigida por Alejandro Doria y protagonizada por Antonio Gasalla, Betiana Blum, China Zorrilla, Luis Brandoni, Julio De Grazia, Mónica Villa, Juan Manuel Tenuta y Andrea Tenuta. Ya tradicional del cine argentino, sigue arrancando carcajadas a través de las distintas generaciones. 

Una de esas películas que es imposible cansarse de ver la producción, la agarró por sorpresa y le brindó el momento de mayor popularidad en su carrera. En ella, la actriz interpreta a Nora, esposa de Antonio (Luis Brandoni).

Betiana Blum en Esperando la carroza, junto a China Zorrilla y Andrea Tenuta.

Si bien la película en sí misma es una marca indeleble en la historia de nuestro cine, la escena de la pelea de Blum con su cuñada, que luego termina en caída, es una de las más recordadas por los amantes de esta película. Además de las memorables frases como "!Qué miseria, tres empanadas!", "Yo hago ravioles ella hace ravioles, yo hago puchero ella hace puchero"…

“Esperando la Carroza habla de los argentinos y los refleja, además de estar hecha como los dioses. Los directores, los productores, los técnicos, el equipo de actores, todo se reunió a la perfección en esa película; y por si fuera poco la dirección de Doria potenció la belleza de los diálogos que son geniales. Me emociona cuando la gente me dice los diálogos de memoria; ver como quedó, hasta hoy, en la memoria de cada uno de ellos”, decía Blum tiempo atrás al mismo medio.

Su presente en familia y "La pipa de la paz"

Actualmente Betiana Blum tiene 83 años y, más allá de sus éxitos en cine y televisión, guarda como su mayor tesoro a su hijo Sebastián, fruto de su pareja con el guionista Ricardo Parrotta, y a su nieto Renzo.

 

Además, se luce en la obra teatral protagonizando y dirigiendo La pipa de la paz, junto a Sergio Surraco como su hijo. En la pieza, obra de Alicia Muñoz, Felisa -  Blum - vive sola en la misma casa donde falleció su esposo Vicente, cuyas cenizas son su única compañía. Es más, las guarda en una especie de altar pagano y dialoga constantemente con él. Tiene dos hijas y un hijo. Con ellas está peleada, y con él - quien vive en Nueva York - dialoga constantemente por teléfono.

En La pipa de la Paz, Betiana Blum actúa con  Sergio Surraco como su hijo.

Asimismo, la actriz se encuentra grabando una colaboración en la película Matrimillas para Netflix que protagonizan Juan Minujín y Luisana Lopilato, donde interpreta a la madre de Minujin. Además, está grabando la serie El buen retiro con Mirta Busnelli, Claudia Lapacó y María Leal.  

Ver comentarios