Jonathan Dutra, el mozo que quemaduras en un 70% de su cuerpo tras intentar manipular un bidón de cinco litros para encender un calefactor en un bar de Martínez, se despertó y dijo sus primeras palabras luego del accidente ocurrido el miércoles de la semana pasada.

“Está estable. Sedado, pero muy molesto. Las partes más complicadas son el tórax y los genitales. Hoy le hicieron una primera cirugía para ver en qué estado estaban las quemaduras, y limpiarle las heridas. El jueves van a repetir el procedimiento. Es muy pronto para pensar en los injertos de piel”, explicó a Infobae Roxana Penna (54), la mamá de Jonathan, quien se encuentra internado en la clínica Fitz Roy de la capital.

“Se despertó de milagro. Está todo vendado. Lo único que le quedó al aire son los pies. Lo primero que me dijo cuando me vio fue: ‘¿Cómo vine a parar acá, mamá?’. Yo preferí no contarle. Dice que tiene pesadillas en las que sueña que se prende fuego”, relató la mujer.

El accidente que dejó al joven de 30 años en terapia intensiva sucedió el pasado 6 de este mes en el bar Malloy’s, cuando manipuló un bidón de cinco litros de combustible para encender un calefactor que se encuentra en el interior del bar y funciona como un fogón, que a su vez está rodeado de sillones.

Mozo quemado en Martínez: la investigación

Aunque todavía se desconoce qué fue lo que pasó, varios testigos creen que, por el viento o por la manipulación del bidón, el fuego entró en contacto con el combustible, generando una explosión.

El caso es investigado por el fiscal Gastón Garbus, de la Unidad Funcional de Instrucción descentralizada de Martínez, quien calificó el hecho como “lesiones culposas”.

El siniestro ocurrió en un bar de Martínez.

Desde entonces, el local, que está ubicado en Sebastián Elcano al 1.700, frente al río; permanece clausurado por el Municipio de San Isidro. Allí, trabajan los bomberos, quienes realizan el peritaje correspondiente para establecer las causas del accidente. “Esto recién empieza. Estamos esperando que la víctima se recupere del shock para poder hablar con él”, apuntaron fuentes de la investigación.

En tanto, Agustina, una prima de Jonathan, dio precisiones acerca de cómo se desencadenó el accidente: “Fue adentro del bar, en una especie de fogón que tiene el lugar y que estaba prendido. Lo que hizo mi primo fue algo muy rutinario: él sabía qué hacer, sabía qué bidón tenía que agarrar y sabía cómo cargarlo, era consciente de lo que estaba haciendo. Había una mínima llamita y, al estar caliente, cuando él va a cargarlo con el combustible, eso explota y automáticamente se prende fuego su cuerpo”.

 

El mozo intentó prender este artefacto.

En ese momento, Jonathan salió corriendo y pidiendo auxilio y según su prima, el mozo se tiró al piso y los comensales quisieron ayudarlo y apagar el fuego, tirándole agua. Sus compañeros también intentaron apagar las llamas con un trapo, incluso, él mismo “atinó” a tirarse al río pero nada de eso dio resultado.

Cabe destacar, que no es la primera vez que ocurre un accidente así en Malloy’s. “Hace tres meses que ese calefactor con forma de fogón tiene fallas. De hecho ya hubo una explosión previa y, como es un lugar rústico, con maderas y plantas, todo es muy inflamable”, reveló la prima del mozo y denunció que la falta de matafuegos. “Estaban en el local de al lado y hay un montón de pruebas de gente que estaba comiendo en el lugar y avala lo que estoy contando”, concluyó.

Ver comentarios