Las dolencias en la vista a causa de mirar durante mucho tiempo las pantallas están muy difundidas y son parte de la vida cotidiana de todo el mundo. Sin embargo, hay personas que no tienen en cuenta la importancia de postura a la hora de mirar el celular. Los especialistas advierten que la cabeza puede llegar a pesar 27 kilos en nuestra nuca si nos inclinamos muy abajo y que esto es la causa de distintas lesiones en el cuello y la espalda.

En este sentido, hace unos años estuvo de moda el denominado “síndrome del cuello de texto”, el cual describía una serie de patologías vinculadas a la mala postura mientras se mira el smartphone en la calle. Este nombre que inventó un quiropráctico de Estados Unidos se refiere al sobrepeso que soportan los músculos que sostienen el cuello cuando al mirar el teléfono.

 

De esta manera, el motivo de este dolor es producido por la tensión que la cabeza ejerce sobre los músculos del cuello. Una exigencia que aumenta exponencialmente con la inclinación de la nuca hacia adelante.

Es clave señalar que en posición de columna recta, la cabeza pesa cerca de cinco kilos. Pero cuando bajamos el cuello junto con la mirada, la tensión que estos músculos tienen que soportar, a veces durante largos periodos a lo largo del día, ocasionan las lesiones dolorosas.

Un peso enorme por mirar el celular

Por otra parte, un estudio del cirujano de la columna estadounidense Kenneth K. Hansraj definió cómo sube el peso de nuestras cabezas sobre la nuca a medida que nos inclinamos para chatear por WhatsApp, revisar Instagram o mirar videos en TikTok.  

En primer lugar, si tenemos un ángulo de 0º, la tensión en el cuello es nula porque mantenemos la cabeza en su lugar, por lo cual solo pesa 5 kilogramos. Luego, con un ángulo de 15º agachamos para la pantalla, la tensión puede llegar a los 12 kg. Con 30° de inclinación, el peso sube 18 y con 45° asciende a 22. Finalmente, con un ángulo de 60° estaremos aguantando una cabeza de 27 kg.

Posturas con el celular.
Posturas con el celular.

El último de los casos es el más alarmante, ya que es lo mismo que tener a un nene de unos ocho años colgado de nuestro cuello durante todo el tiempo que miremos el celular en esta posición. Los dolores en la espalda no se van a hacer esperar con esta postura y si es recurrente pueden llegar patologías más graves.

 

Lesiones crónicas a edades tempranas por el celular

La musculatura del cuello está preparada para soportar bastante peso al nivel de la nuca, pero esta tensión constante y repetitiva por inclinar la cabeza ante el teléfono puede dar lugar a sobrecargas muy dañinas. Luego, se derivan en futuras artrosis en estas zonas, con dolores crónicos que incluso puede ocurrirle a los más siendo jóvenes.

Si se debilita el músculo del cuello, deja todo el trabajo de tensión sobre las articulaciones de las vértebras cervicales, las cuales se ven comprimidas. Estas patologías aparecen, con mayor frecuencia, hay personas con dolores recurrentes por contracturas que podrían llegar a tener artrosis y cifosis.

 

Además, no solo la nuca sufre, también la espalda en general, y muchos problemas de lumbares pueden acelerar su aparición porque cuando los músculos del cuello se cansan, inclinamos la cintura para mantener la inclinación. Esa la tensión pasa a los músculos lumbares, que también se cansan y ceden el peso a las vértebras.

 

La postura correcta para mirar el teléfono

 

Por último, muchos especialistas coinciden en que una postura correcta en la que el celular no tiene por qué lesionarnos es tan simple como alzar el brazo con el celular hasta la altura de los ojos en lugar de inclinar la nuca.

Muchas veces empezamos a mirar la pantalla del celular en esta posición, porque es la más natural y cómoda. Pero luego se nos cansa el hombro y se nos viene abajo brazo, el celular y la nuca. Para evitar esto también recomiendan hacer ejercicios para fortalecer los hombros, de modo que aguanten el peso del brazo.

Ver comentarios