El embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, aseguró que la delegación de Boca respetó la burbuja sanitaria en su estadía en Belo Horizonte, tras la escandalosa eliminación del club de la Ribera en los octavos de final de la Copa Libertadores frente al Atlético Mineiro.

A través de su cuenta de Twitter, Scioli actualizó la situación de la delegación de Boca Juniors que desde este miércoles a la medianoche está varada en la puerta de una comisaría de Belo Horizonte.

"Tres miembros de la comitiva acaban de finalizar sus testimonios en la delegación policial de Belo Horizonte. Están acompañados por el cónsul Santiago Muñoz y con la representación legal de Nicolás Alasia y Petula Moreira", destacó el ex gobernador bonaerense.

Al respecto, Scioli confirmó el regreso de Boca para este miércoles por la tarde, tras señalar que "la delegación ya se encuentra rumbo al aeropuerto, desde donde embarcarán en las próximas horas rumbo a Buenos Aires".

Sobre esta línea, expresó que "con la asistencia del Consulado, se ha mantenido la integridad de la burbuja sanitaria y se han garantizado los derechos de todos los integrantes de la comitiva".

La Embajada argentina en Brasil había informado que apenas iniciados los incidentes en el estadio de Atlético Mineiro, al finalizar el partido Scioli solicitó al cónsul argentino que se pusiera "a disposición" de la delegación deportiva argentina, para "colaborar con asistencia legal y consular", y consignó que los integrantes del equipo regresarán a Buenos Aires este miércoles por la tarde.

"El cónsul Muñoz arribó al estadio poco después de terminado el partido, mientras que la embajada estaba en contacto con la dirigencia de Boca Juniors. Se realizó la asistencia y acompañamiento consular a la comitiva del club, luego del encuentro, ante una Delegación policial", rezó el comunicado.

Los incidentes se  iniciaron en la zona de vestuarios del estadio Mineirao, de Belo Horizonte, entre la policía local, que lanzó gases lacrimógenos, y los jugadores de Boca Juniors, luego de finalizado el partido que dio ganador a Atlético Mineiro por penales, en un cotejo en el que nuevamente como en la ida el equipo argentino fue perjudicado por el VAR.

A través de las imágenes que tomó la televisión se pudo ver cómo varios integrantes del plantel lanzaban objetos contra la policía en respuesta a la agresión y cómo algunos jugadores exhibían los efectos de los gases.