Empresas que prestan el servicio de transporte público en la ciudad mendocina de San Rafael, Iselín y Buttini buscan volver a la utilización de la tarjeta monedero a raíz de que habrían detectado “una caída sustancial” en la recaudación de los colectivos desde la implementación de la SUBE.

Según advirtieron las compañías, desde que entró en vigencia el sistema actual en agosto del año pasado, detectaron una sustancial caída en la recaudación pero no así en la cantidad de pasajeros.

Debido a esta situación, los empresarios advierten que la razón sería que muchos beneficiarios de viajes gratis o descuentos en la tarjeta harían “fraude”.

 

Las empresas habrían detectado que hay abundante cantidad de casos en que una persona que tiene descuento o puede viajar gratis hace pasar a toda la familia, gracias a que la SUBE es impersonal.

Ante este panorama, analizan abandonar el sistema actual y volver a la conocida tarjeta monedero.

El pedido es estudiado por las autoridades, pero mientras tanto, desde Iselín tomaron la determinación de prohibir que un pasajero abone más de un boleto con la misma tarjeta.

 

“La gente que tiene el pase gratis lo usa con toda la familia o lo prestan”, comentó Gabriel Brega, titular de la empresa en diálogo con LV4 Radio San Rafael.

El empresario también aseguró que “se ha detectado que docentes lo usan con toda la familia y en este caso estamos trabajando con la DGE para los sumarios correspondientes”.

Dentro de la problemática que encontraron y hasta dejaron constancia con escribano, Brega hizo referencia también al caso de “los discapacitados o personas adultas mayores de 70 años hacen pasar a toda la familia con la tarjeta sin cargo”.

La medida que ya está vigente, para intentar acabar con el problema es que “las personas que tengan la tarjeta SUBE con gratuidad o descuento deberán pagar sólo un pasaje cada vez que usan el servicio”, sostuvo el empresario.

Ver comentarios