Este domingo, el calendario marca que es el día para celebrar a las mujeres que nos dieron la vida y a quienes nos criaron, que puede coincidir o no. Pero además, esta fecha tan especial es bidireccional, porque las madres también festejan por sus hijos, por la posibilidad que tuvieron de verlos nacer y crecer. Sin embargo, hay miles de madres que pasarán “su día” desde el dolor, desde la ausencia, desde la impotencia por no poder recibir su saludo.

Crónica dialogó con dos mujeres que son referentes de este padecimiento por diversas cuestiones. Por un lado, Viviam Perrone, quien tras el homicidio de su hijo adolescente Kevin Sedano en un siniestro vial, decidió comenzar a apoyar a quienes estaban en su misma lucha y se puso al frente de Madres del Dolor. Por otro, Fernanda Paolini quien desde hace 20 años pide por una Ley de Adicciones de la mano de instituciones como la Red Nacional De Madres De Lucha Contra Las Drogas y ahora Madres del Ser.

El lugar vacío en la mesa

Kevin Sedano tenía 14 años cuando, el 1 de mayo del 2002 lo atropellaron y falleció una semana después. "Todo arrancó a partir del momento en que perdí a mi hijo en un hecho vial. Cuando se produce el fallecimiento de Kevin y empiezo a recorrer los tribunales, comienzo a conocer a otras mujeres que también estaban averiguando sobre las causas de sus hijos y también empiezo a ir a marchas. Me di cuenta de que me tenía que unir a otras madres. No se le daba relevancia a quienes morían en accidentes viales y entre las madres nos pasábamos información importante y nos dábamos contención", explicó su mamá Viviam.

Si le preguntás si consiguió hacer justicia responde con un rotundo “No”. Es que si bien a cinco años del hecho condenaron al homicida a 3 años de prisión efectiva, finalmente estuvo dos meses en la cárcel.

La familia Sedano lucha por la conciencia sobre el peligro al volante.

“Él era de una familia de bastante dinero de Vicente López y tenían muchos contactos que nosotros no. A los dos meses pidió un beneficio para ir a estudiar porque decía que estando detenido no podía seguir estudiando en la universidad privada a la que iba. Pero Kevin tampoco podía estudiar. Sin embargo, dos juezas estuvieron de acuerdo y le dieron prisión domiciliaria para los seis meses que le faltaban. Pero finalmente ganó el mensaje de ‘la cárcel es solo para los pobres que no pueden ir a una universidad privada’. Me dijeron que apelara nuevamente pero ya habían pasado diez años y dije basta. Decidí dedicar cada día para ayudar a otras personas y con actividades para que otros no pierdan su vida, detalló.

Como todos los Días de la Madre, éste también es particular para ella. “Tenés que decidir si ir al cementerio a llevarle un ramo de flores u homenajearlo en tu casa. Creo que es al revés que en la mayoría de los casos en los que los hijos están pensando en sus madres, nosotras pensamos en ellos. Yo estoy agradecida de que tengo dos hijos más, pero hay otras que no, y esto es algo muy difícil que se lleva para toda la vida. Me gustaría que todas las madres y todos los que están con sus madres en sus casas, piensen que hay familias que tienen una silla vacía y que especialmente los hechos viables son evitables. Pido que aunque sea un minuto piensen en las familias a las que les falta un ser querido para después salir a la calle y respetarnos entre todos, remarcó.

La desesperación de no conseguir ayuda

El caso de Fernanda es distinto, porque ella todavía tiene consigo a su hijo mayor a quien identificaremos con la letra X para resguardar su intimidad. Pero detrás del abrazo que tendrán este domingo, se esconden dos décadas de lucha contra el monstruo de las adicciones.

"Cuando X estaba muy mal fue imposible lograr una internación. Hoy se está pidiendo por una ley de adicciones para poder internarlos cuando están en crisis y no esperar a la decisión de ellos. Ante la desesperación de no saber qué hacer con nuestros hijos y porque no se toma a la adicción como una enfermedad, se nos cierran las puertas en todos lados. Por eso nos juntamos las madres, es una lucha que no tiene nombre. Es un infierno. Ellas son las únicas personas que llegan a comprenderte, aseguró.

Viviam Perrone perdió a su hijo Kevin Sedano cuando éste tenía solo 14 años.

Este jueves, un grupo de familiares de adictos caminaron desde el Congreso hasta el Ministerio de Salud para pedir por una ley específica de adicciones: “A nosotros nos pasa lo mismo que a una mamá que tiene un hijo con cáncer, lo damos todo por ellos. Lo que pasa es que como el adicto se convierte en monstruo, es difícil que otro lo entienda, pero el dolor y la enfermedad la tienen. Ellos en sus momentos de lucidez lloran como animales, pero después no lo pueden controlar. Yo le entregaba mi vida a Dios con tal de salvar a mi hijo. No es fácil tener un hijo que te odie, que te maltrate, que te insulte, pero no es tu hijo, es la droga. No es un monstruo, está enfermo”.

X terminó apuñalado por la espalda, con una lesión medular que lo dejó cuadripléjico. Se recuperó gracias a la tenacidad de su madre, pero estando en prisión domiciliaria se escapó y fue la propia Fernanda quien llamó al juzgado para avisar y pedir una vez más que lo internaran. "Los adictos son seres humanos que tienen derecho a la salud y el Estado tiene la obligación de la asistencia. Es inhumano que no tengamos una ley para respaldarnos. He llamado miles de veces a la policía a las ambulancias que llegaran y me dijeran que no podían hacer nada si él no quería ir por voluntad propia. Hoy terminé con mi hijo internado en una comunidad terapéutica hace un año y pico y volvió a ser mi X. Está muy bien y le pido a Dios que siga con esa fortaleza. Sé que es una enfermedad crónica, el adicto no deja de serlo nunca. Este Día de la Madre va a ser muy feliz porque lo tengo a mi hijo con vida", sentenció.

Por B.L.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos