El 24 de mayo pasado la vida de Vanesa Aranda, la mamá de "El Noba", dio un vuelco de 180 grados. Es que ese día, el cantante de cumbia tuvo un accidente vial con su moto, y desde entonces se encuentra luchando por su vida en el Hospital El Cruce de Florencio Varela. Para Aranda cambió rotundamente el orden de prioridades en su vida, es por ello que se tomó vacaciones en su trabajo, y se mudó a un motorhome que está situado frente al establecimiento médico con el único objetivo de estar cerca de su hijo y acompañarlo en este delicado momento.

Desde hace 10 años que Vanesa se dedica a ser encargada de un edificio, sin embargo con el accidente de su hijo, aseguró que "el trabajo quedó en segundo plano, ya que lo único que le importa es que "El Noba" se recupere pronto. En ese contexto, la mamá del cantante afirmó: “Yo estoy fuerte para mi hijo. Tengo que tener fuerza y fe para cuando que cuando mi hijo salga, me vea enterita. Él no puede ver a su mamá mal, siempre salimos juntos”.

Y agregó: “Como mamá, ¿qué te puedo decir? Siempre va a ser mi bebé. Tengo dos hijas más, pero él es el único varón y siempre me va a tener para lo que sea. Solo estoy enfocada en él, el trabajo quedó en segundo plano. Y si tengo que dejar de trabajar, lo haré. Pero yo soy siempre fiel a mi hijo”.

Es que "El Noba", fue una de las pocas personas que la incentivó a seguir y cumplir su sueño de crear su propio emprendimiento de pastelería, su verdadera pasión. "Todo el tiempo me decía que me potenciara y que él me iba a ayudar”, contó.

"Es que siempre estaba preocupado, a pesar de que anduviera de acá para allá. Me mandaba mensajes para saber si estaba bien, si había vuelto de trabajar, si había cortes de tren o colectivo para mandarme un auto. Siempre atento a lo que me pasaba”, señaló.

No obstante, Vanesa contó que desde que en el edificio se enteraron que es mamá de El Noba a partir de sus apariciones en televisión, recibió apoyo y contención tanto de parte de los inquilinos como de los de la administración: "No tengo palabras realmente, me decían que me quedara tranquila, que todo va a ir bien”.

Es por eso, que Vanesa no dudó en mudarse cerca del hospital para estar cerca de su hijo que sigue en estado crítico y con pronóstico reservado. Por suerte, el músico “Perro Primo”, quien a su vez es amigo de "El Noba", les llevó un motorhome para que puedan dormir allí y no pasen frío.

"Estoy haciéndole el aguante a mi hijo, cerca. Estamos todos presentes porque él hubiera actuado de la misma manera. No nos para el frío ni la lluvia, nada”, aseguró.

 

 

Ver comentarios