Para alegría de todos los trabajadores, el próximo mes de junio viene con un regalo por partida doble: un fin de semana largo XL para poder recargar las pilas y continuar con la segunda mitad del año con energía.

El 17 de junio, por el paso a la inmortalidad del General Martín Miguel de Güemes, se sumará al 20 de junio, por la muerte del General Manuel Belgrano que, adicionales al sábado y al domingo, generarán cuatro días de descanso total.

Para que te vayas preparando con tiempo y este recreo extendido no te agarre desprevenido, te traemos tres opciones de estancias a menos de 120 kilómetros de Capital Federal que conjugan naturaleza, confort y arquitectura de ensueño. Nada mal.

Estancia Villa María - Ezeiza

Quizás una localidad en la que pocos pensarían a la hora de hacerse una escapada turística, pero, al contrario, Ezeiza tiene mucho que ofrecer a sus visitantes: quintas, estancias y paraderos para planificar unos días de descanso diferentes.

Entre todo el abanico de ofertas con las que cuenta, se destaca la Estancia Villa María. Un establecimiento digno de un cuento de hadas de Disney, para pasar un exquisito día de campo y descansar en sus habitaciones de tono campestre.

Villa María fue elegida como  una de las mejores estancia de Sudamérica.

La Estancia Villa María fue seleccionada, nada más ni nada menos, que como una de las mejores estancias de Sudamérica por la revista Travel + Leisure, y uno de los mejores hoteles tradicionales del mundo por Forbes Traveler. Como si fuera poco, se caracteriza por ser el hotel de campo más destacado de Argentina.

La estancia data del siglo XIX y fue fundada por Vicente Pereda, siendo desde su comienzo un establecimiento precursor de la zona ganadera camino a Cañuelas. En 1919, su hijo Celedonio Pereda encomendó al célebre arquitecto Alejandro Bustillo la construcción de un casco para ser utilizado como residencia de verano.

En lo que tiene que ver a su composición, cuenta con once habitaciones, un restaurante gourmet, un salón privado, bar y cava de vinos. Posee una gran terraza y un majestuoso parque al que se accede a través de galerías. De 74 hectáreas, fue diseñado en 1917 por el reconocido paisajista Benito Carrasco, discípulo de Carlos Thays.

Estancia La Candelaria - Lobos

Lobos es un destino turístico sumamente elegido por los bonaerenses y porteños. A poco más de 100 kilómetros al suroeste de la Ciudad de Buenos Aires, se presenta como un lugar muy atractivo con una gran variedad de opciones, incluida su característica laguna, que invita a sus visitantes a pasar tardes placenteras tomando mate a su vera o haciendo agradables caminatas a lo largo de la Costanera Municipal.

Fundada en 1840, como un imponente castillo francés de finales del siglo XIX, la Estancia La Candelaria es sinónimo de tranquilidad y confort: una opción muy bien rankeada para darse una escapada de la ciudad sin moverse demasiado. 

La Candelaria es un imponente castillo francés de finales del siglo XIX.

Su arquitectura es un imponente castillo francés de finales del siglo XIX y posee un parque de más de 100 hectáreas diseñado por el reconocido paisajista Carlos Thays.

Como dato característico del lugar, cada habitación posee un estilo propio y único que la diferencia del resto. Los cuartos se dividen en dos sectores: el del Castillo - de estilo francés, para un plan en pareja - y el Colonial - de un estilo más familiar y acogedor.

Complementariamente, el sitio ofrece canchas de fútbol, vóley y tenis; pileta descubierta, juegos de mesa, fogones y cine al aire libre; caballos, sulky y bicicletas; un spa, y un tour botánico. Eso no es todo: cuenta con un extenso bosque para deliciosas caminatas disfrutando del sol o del fresco de la noche.

La Bamba - San Antonio de Areco

San Antonio de Areco se presenta como uno de los destinos turísticos más destacados de la provincia de Buenos Aires. A solo 120 kilómetros de Capital Federal, mezcla historia, cultura local, campo, río y tradición gauchesca.

Para poder aprovechar al máximo esta joya bonaerense, les presentamos la estancia La Bamba. A 13 kilómetros del pueblo de San Antonio de Areco, es una de las estancias de estilo colonial más antiguas de Argentina. Construida en 1830 fue, en un principio, una de las postas de correos en el Camino Real que unía Buenos Aires con el norte del país.

La Bamba es una de las estancias de estilo colonial más antiguas de Argentina.

En 1989 cuando fue convertida en estancia, conservando su nombre original, que viene de la palabra celta bahamba (lugar de descanso y hospitalidad) y fue completamente renovada en 2009, manteniendo su tradición.

La Bamba, miembro de la asociación Relais & Châteaux, posee un hotel boutique con ocho habitaciones y dos suites con capacidad para 22 personas, combinando un lujoso confort con elegancia colonial. 

Entre las actividades que posee la estancia - incluidas en la estadía - se encuentran los paseos a caballo o carruaje, excursiones en bicicleta de todo terreno, juego de bochas, masaje con piedras calientes, piscina y numerosos espacios de estar.