El niño de 8 años que fue sometido a un trasplante de hígado en la ciudad de Rosario luego de que se le diagnosticara hepatitis severa de origen desconocido, fue desconectado de la asistencia mecánica respiratoria y “evoluciona como queremos”, informó uno de los médicos del equipo que lo trata.

Se trata del primer caso de hepatitis infantil severa de origen desconocido registrado en el país. El brote comenzó a principios de año en el Reino Unido y ya hubo unos 200 reportes en todo el mundo.

El niño fue sometido a un trasplante de hígado el martes pasado al mediodía, luego de la aceptación del órgano de parte de un donante de la provincia de La Pampa.

“El órgano está funcionando. Que Pablo se haya despertado y se haya desvinculado del respirador, aunque necesite una ventilación no invasiva, quiere decir que el hígado está activo”, dijo al dar el parte médico el cirujano Lisandro Bitetti, perteneciente al Sanatorio de Niños.

De todas maneras, el facultativo dijo que el menor "no superó el trasplante todavía".

Según explicó Bitetti, el paciente fue desconectado del sistema de asistencia mecánica respiratoria luego de 48 horas del trasplante, aunque permanece internado en terapia intensiva con una “ventilación no invasiva”.

Trasplante de hígado: todavía no le dijeron nada al chico internado en Rosario

Bitetti dijo que el paciente aún no sabe que fue sometido a un trasplante porque “es muy chiquitito” y todavía “está tratando de ver y de entender la situación. Está bastante somnoliento, no está ciento por ciento lúcido. No le contamos nada porque en este momento no lo comprenderá”.

El médico también destacó la generosidad de los familiares del donante, que aceptaron la ablación y permitieron salvar la vida del menor internado. “Todo esto es posible gracias a la donación de órganos. Tenemos que aprovechar estos momentos de exposición para recordarle a la gente que es fundamental la donación. Sin donación no hay trasplante”.