Este sábado y domingo la NASA tiene programado un nuevo ensayo de la misión Artemis I, que enviará un cohete que pretende llegar a la luna en 2025. Tras dos intentos fallidos, y por primera vez en 50 años, la agencia comenzará el tercer intento de una prueba crucial que llevará una nave tripulada hacia el cuerpo celeste.

Esta prueba, luego de los dos intentos truncos el 3 y 4 de abril por problemas técnicos, tiene como objetivo preparar el viaje definitivo que se realizará en 2025, con una mujer y una persona negra como tripulantes, por primera vez. El objetivo es que el satélite sea un espacio habitable para finales de esta década.

Según explicaron, los errores anteriores abrieron camino para que este tercer ensayo pudiera llevarse a cabo. En esta ocasión, empezará el sábado y terminará el domingo por la tarde, a eso de las 17 horas de Estados Unidos.


 

Durante este ensayo, el cohete simulará cada paso del proceso previo al despegue, pero sin abandonar la plataforma. La agencia calificó este acto como fundamental en el desarrollo de la misión, ya que se verán los posibles errores y retos más importantes al momento del despegue real.

“Regresamos a la luna en busca de descubrimientos científicos, beneficios económicos e inspiración para una nueva generación de exploradores: la generación Artemisa”, explicó la NASA en su sitio oficial, en referencia a la misión.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) también destacó que espera que el primer lanzamiento de Artemis I se lleve acabo en mayo de 2022, cuando la nave espacial Orión emprenda un viaje en órbita alrededor de la Luna durante 26 días, según lo indica el sitio Space.com. Al término de este periodo, deberá de regresar a la Tierra.

 

 

La agencia también explicó que construirán “un Artemis base Camp en la superficie y Gateway en la órbita lunar. Estos elementos permitirán que nuestros robots y astronautas exploren más y realicen más ciencia que nunca”, agregaron.

La agencia va por más y no solo pretende colonizar y explotar la luna, sino alcanzar otros cuerpos como Marte: “Todo lo que construimos, todo lo que estudiamos, todo lo que hacemos, nos prepara para ir”, aseguró la NASA.

La misión Artemis I está apoyada por incentivos gubernamentales de Estados Unidos y de empresas privadas, con el objetivo de mantener el “liderazgo estadounidense en la exploración” indicó la agencia. En tanto que manifestaron que  explorarán “el espacio profundo para el beneficio de todos”.

Ver comentarios