Decir que el fútbol levanta pasiones en los argentinos es evidente o casi una obviedad. En esta ocasión, la ciudad de Quilmes estará paralizada este martes por la final del Reducido de la Primera Nacional entre el cervecero y Barracas central, el cual les permitirá a uno de los dos jugar la próxima temporada en la Liga Profesional.

Desde el pasado martes cuando el elenco conducido por Facundo Sava logró, con polémica incluida, su clasificación para disputar la final ante Barracas, los hinchas de Quilmes viven con ansias de que llegue el horario del partido para poder alentar a su equipo para que regrese a la máxima categoría del fútbol nacional luego de varios años.

Es por eso que la ciudad se encuentra conmocionada a la espera de esta nueva final. Así quedó demostrado el sábado pasado cuando se agotaran en cuatro horas las 16 mil localidades que entregó a cada parcialidad la AFA para concurrir al estadio de Racing Club. en Avellaneda, este martes desde las 20.10 hs.

El furor por esta definición se evidenció en la cotidianidad de los vecinos de la zona de Quilmes. Es que mientras muchos ya tienen su entradas en mano para ir al partido, hay otros simpatizantes del decano que ya dejaron en claro no se van perder ni quieren ser molestados/as durante el transcurso del encuentro

En este contexto, varios comercios ya les informaron a sus clientes habituales que este martes cerrarán horas antes del cotejo o directamente tomaron la determinación de no abrir sus puertas durante todo el día. 

"Martes por la tarde cerrado. Juega Quilmes. No es joda, es en serio", "Martes 21 feriado nacional, juega Quilmes", "Este 21/12 cerramos a las 14hs. Juega Quilmes. Si me andan buscando estoy en la tribuna", fueron algunos de los tantos carteles que se ven en comercios como kiosco, peluquerías, despensas, pizzerias y demás. los cuales se adhirieron al cierre sólo por tratarse del encuentro definitorio por el segundo ascenso a Primera. Vale recordar que Tigre logró el primer ascenso en la Gran Final de la categoría.

Por su parte, mientras en estas horas la dirigencia cervecera negocia para obtener más tickets para sus hinchas, ya muchos simpatizantes en las redes sociales aseguraron que aunque no tengan su entrada, de igual forma se acercarán al estadio de la academia para tratar de no perderse el cotejo.

Por último, la final entre Barracas Central y  Quilmes se jugará en el estadio Presidente Perón (Racing Club) a las 20:10. El árbitro del encuentro será Darío Herrera y será televisado por TyC Sports y TyC Sports Play.