Lionel Messi es querido y admirado no solo por sus enormes hazañas en la cancha de fútbol, lleve la camiseta que lleve, sino también por sus grandes gestos solidarios hacia las personas más inesperadas.

Según contó a Radio El Espectador y Next Tv Pablo Tiraboschi, un hombre de 36 años de la ciudad santafesina de Rafaela, el campeón de la Copa América 2021 y su esposa, Antonella Roccuzzo, tuvieron la gentileza de donarle un costoso aparato que le cambió la vida para siempre.

De acuerdo con la revista Forbes, Lionel Messi es el atleta mejor pago del mundo después del boxeador Floyd Mayweather.

Se trata de un dispositivo que se instala en un par de lentes y permite al portador leer gracias a un software desarrollado con Inteligencia Artificial. Tiraboschi, quien es no vidente, no podía costear este producto tan sofisticado.

 

Tras enterarse de su situación, Antonela y Lío se compadecieron y contactaron a la compañía que comercializa el producto en Argentina para poder comprarle un ejemplar a Pablo y enviárselo a su casa.

“Es una emoción enorme, es fabuloso”, expresó emocionado Tiraboschi en diálogo con el periodista Néstor Clivati, y añadió: “Leo y Anto son lo más, son buenísimos”. Además, explicó cómo fue que su caso llegó a oídos de Messi y su mujer y logró motivarlos a realizar esta acción solidaria.

Lio Messi y Antonela Roccuzzo se solidarizaron con un rafaelino de 36 años con una discapacidad visual.

“A mí me mandaron un video, yo se lo compartí a una amiga, que a la vez se lo compartió a gente allegada a Antonela”, señaló. Cabe recordar que tanto Messi como su pareja son oriundos de Rosario, Santa Fe, y su familia reside aún en aquella ciudad. “Leo se enteró, me llamaron de la empresa y me dijeron que había donado el aparato”, relató Pablo, quien recibió el dispositivo en su domicilio.

 

El dispositivo, que funciona con IA, va interpretando y leyendo el texto en voz alta. “Diarios, revistas, remedios, te dice quiénes están adelante tuyo o te lee las cartas del menú del restaurante. Siento una emoción enorme y voy a conocer otro mundo”, remarcó Tiraboschi inundado de emoción.

Mi mensaje para la gente es que luchen por lo que quieren, que todo se puede lograr y mejorar, que no bajen los brazos.

Ver comentarios