La variante Delta ya está entre nosotros y la principal preocupación que reina en este momento, es saber la eficacia de las vacunas para combatir esta nueva cepa, según los datos aportados por la ciencia.

Lo cierto, es que dos estudios revelaron que la vacuna de Moderna cuenta con un 76% de eficacia contra la cepa Delta frente a un 42% que ofrece la de Pfizer, además, los estudios aseguran que podría ser necesaria una tercera dosis entre los seis y 12 meses después de completado el esquema primario, de dos inoculaciones.

Los documentos explicaron que, para mantener un alto nivel de anticuerpos contra el coronavirus, podría ser necesaria la aplicación de una tercera dosis, entre los seis y 12 meses luego de completado el esquema primario -de dos inoculaciones-, y recalcaron que la indicada para esta estrategia debería ser Moderna.

El primero de estos estudios reclutó a más de 50.000 pacientes, entre enero y julio de 2021, que se atendían en el Sistema de Salud de Mayo Clinic. Según los científicos, en momentos en que la variante Delta ya era predominante, la efectividad de la vacuna de Moderna contra la infección (prevención en adquirir la enfermedad) había caído al 76% luego de mostrar una efectividad del 86%, mientras que el desarrollo de Pfizer/BioNTech había caído al 42%, siendo que anteriormente había mostrado el 76%.

Vacunas: esquema completo, efectividad garantizada

De todas maneras, los científicos destacaron que, al completarse los esquemas, ambas vacunas siguen siendo efectivas a la hora prevenir las internaciones por Covid-19. Es que, mientras Moderna evidenció una efectividad 81% (tras alcanzar el 91,6%), Pfizer mostró un 75% (antes se alzaba con el 85%).

Según explicaron, estos números fueron obtenidos en pleno auge de la variante descubierta en India, convirtiéndose en la responsable del 70% de los casos registrados en varios estados norteamericanos. “Nuestro estudio observacional destaca que, si bien ambas vacunas de ARNm contra el Covid-19 protegen fuertemente contra infecciones y enfermedades graves, se justifica una evaluación adicional sobre su efectividad, como los regímenes de dosificación y la composición de la vacuna”, señalaron los investigadores que fueron liderados por el Dr. Venky Soundararajan.

En tanto, el segundo estudio se centró en la respuesta inmune ante las variantes de preocupación en los residentes de hogares de ancianos. Desarrollado en la ciudad canadiense deOntario, el análisis aseguró: “Los residentes a los que se les administró ARNm-1273 (Moderna) presentaron respuestas de anticuerpos totales y neutralizantes más fuertes que los que recibieron BNT162b2 (Pfizer/BioNTech)”.

“Los ancianos pueden necesitar dosis más altas de vacunas, refuerzos o/y otras medidas preventivas”, destacó Anne-Claude Gingras, líder del equipo del Instituto de Investigación Lunenfeld-Tanenbaum, en Toronto, que realizó el estudio.

Estudio en Israel

Vale recordar que en un estudio que se realizó en Israel, se dejó en evidencia la necesidad de aplicar un refuerzo para los que recibieron la segunda dosis de Pfizer/BioNTech hace unos de cinco meses. En este análisis, los investigadores evaluaron a unos 34.000 adultos con esquemas completos de vacunación, siendo que el 1,8% dio positivo.

Incluso, destacaron que las chances de contagio se elevaron cuando la segunda dosis fue aplicada, al menos, 146 días antes. Asimismo, en los mayores de 60 años con este tiempo cumplido, ese número se elevó casi tres veces.

“Muy pocos pacientes habían requerido hospitalización y es demasiado pronto para evaluar la gravedad de estas nuevas infecciones en términos de ingreso hospitalario, uso de respirador artificial o mortalidad”, aseguró Eugene Merzon, coautor del documento y miembro del Leumit Health Services, en Israel.

Cepa Delta: ¿Y qué hay de la Sputnik V?

Por otra parte, el Ministerio de Salud de Rusia sostuvo que la eficacia de la vacuna Sputnik V frente a la variante Delta del coronavirus fue del 83,1% contra la infección sintomática y del 94,4% frente a las hospitalizaciones.

Según informaron los desarrolladores de la Sptunik V en redes sociales, "se trata de la eficacia más alta frente a la estimada del 76% de Moderna y del 42% de Pfizer" ante la variante Delta encontrada por primera vez en la India y que es considerada "de preocupación" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido a que se ha comprobado que es más contagiosa.

Sputnik V ofrece una alta eficacia con Delta (Télam).

"La vacuna tiene una eficacia del 83,1% y muestra una reducción de 6 veces el riesgo de infección. Sputnik V también tiene una eficacia del 94,4% contra las hospitalizaciones con una reducción de 18 veces en el riesgo de hospitalización", señaló el comunicado sobre el resultado de estudios llevados adelante por el Ministerio de Salud ruso.

El Centro Gamaleya había realizado un estudio sobre la actividad neutralizante de los sueros de individuos vacunados con la Sputnik V contra nuevas variantes del coronavirus cuyos resultados se publicaron en la revista médica Vaccines.

"La vacunación con Sputnik V ha producido títulos de neutralización protectores contra nuevas variantes, incluyendo Alpha B.1.1.7 (identificada por primera vez en el Reino Unido), Beta B.1.351 (identificada por primera vez en Sudáfrica), Gamma P.1 (identificada por primera vez en Brasil), Delta B.1.617.2 y B.1.617.3 (identificadas por primera vez en India) y variantes endémicas de Moscú B.1.1.141 y B.1.1.317 con mutaciones en el dominio de unión al receptor (RBD)", recordó el comunicado.

Y añadió que "los datos confirman que Sputnik V sigue protegiendo contra las variantes recién detectadas y conserva uno de los mejores parámetros de seguridad y eficacia".