En el barrio de  Pompeya, ubicado en el partido bonaerense de Merlo, tiene lugar una conmovedora historia de superación a pesar de obstáculos, casi irreversibles, como una grave enfermedad. Está protagonizada por Ariel, un joven que padece retraso madurativo, pero que día a día se gana la vida, con su pala, o limpiando lo que haya que limpiar, para lograr su sueño máximo: el de construir su propia casa.

Los vecinos de Pompeya coinciden al señalar que Ariel no se queda quieto, que desde las 8 ya recorre las calles con su pala y su carretilla, para ponerse a disposición de la tarea que haya realizar en la carbonera de Silvana, a quien él adoptó como madre.

Hace tres años se conocen, cuando el joven arribó a la zona en la que reside su papá. En este sentido, la mujer señaló que “hace tres años que lo conocemos, él no vivía acá, sino con su mamá en Escobar. Hasta que un día vino a visitar al padre, y decidió quedarse acá. A partir de entonces, es fiel amigo de mi hijo, quien presenta la misma patología". Fue en forma inmediata que causó sorpresa, admiración y cariño por su particular forma de ser.

“Es un caso raro, y creo que es un don, que potenció con su vida”, consideró Silvana, haciendo referencia a su fuerza de voluntad. La cual se cristaliza en su afán laboral, sin pedir nada a cambio. Al respecto, su mamá adoptiva remarcó que “se da maña para todo, le encanta la construcción, está todo el día con una pala, y también cuidar animales, principalmente caballosSu otra pasión es lavar coches”.

Ariel, dándose maña para la construcción.

Diferentes labores que no duda en llevar adelante dado que lo impulsa un fin, un anhelo: construir su casa. Puesto que la vivienda de su padre es muy reducida en espacio, no tiene habitación propia, causa por la que durmió en el piso durante mucho tiempo.

“Él siempre quiere avanzar”, afirmó la mamá de Alan, el mejor amigo de Ariel, quien acude en ayuda para alcanzar su deseo. En los últimos días, el joven ya instaló las paredes y hasta el piso, empleando maderas.

Pero requiere de más materiales, y toda donación relativa puede manifestarse al 11-30046468. Allí Silvana recibirá toda ayuda destinada a Ariel, respecto de quien estima que “haberlo conocido es lo más lindo que nos puede pasar, porque aprendés otros valores con ellos, como el de colaborar desinteresadamente, y que cuando quieren a alguien lo cuidan”.

El joven de Merlo no duda en levantar una pala para cumplir su sueño.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos