Un joven de 17 años terminó con la mandíbula fracturada cuando fue agredido en medio de una batalla campal en un partido de fútbol que disputaba la Quinta División de los Barrios Don Bosco ante Ragazzi en Río Gallegos.

La víctima, Luciano Arce, debió viajar a Caleta Olivia para ser sometido quirúrgicamente ya que lleva nada menos que tres semanas sin siquiera poder hablar.

Por lo que detallaron testigos, Luciano fue atacado en esa riña por tres jugadores de Ragazzi donde sufrió inmediatamente la fractura de su mandíbula, que le impide poder comunicarse.

La Opinión Austral publicó un video en el que se puede ver cómo Luciano fue a separar, pero sin embargo quedó en el medio, donde recibió fuertes golpes y una tercer "piña" más fuerte que terminó por hacerle sangrar la boca.

Una vez finalizado el violento incidente y conmovido por lo que había pasado, viajó a su familia a y a un compañero de equipo hacia al médico donde le mostraron placas de las fractura. 

El último 17 de septiembre le realizaron una intervención en los dientes tipo "brackets" para que su mandíbula, que le causaba mucho dolor, no se desprenda ni empeore.

En las próximas horas el joven será atendido por un especialista en la mencionada ciudad santacruceña que la dará el diagnóstico exacto con el que sabrá si esto requerirá de una operación específica de su mandíbula o si hay alguna chance que sus huesos se suelden solos.

Lo único cierto es que Luciano se sigue comunicando vía mensajes por Whatsapp porque, por el incidente, no puede emitir ni una sola palabra de su boca.