Por Francisco Nutti
@ franNutti

Comer una picada se ha vuelto un lujo en los últimos años, aunque existen opciones para todos los bolsillos. Crónica dialogó con responsables de fiambrerías y relevó precios por almacenes y supermercados con el objetivo de comprender apreciados son los productos más elegidos por los argentinos y cuánto dinero se necesita para armar la comida clásica

 

De acuerdo a lo que comprobó este medio, si uno prefiere hacerla por su cuenta puede gastar más que si compra una ya hecha . Por ejemplo, en una fiambrería de barrio es posible adquirir una tabla donde comen 2 y pican 4 que incluye jamón crudo, jamón cocido, salame, leberwurst, pategrás, roquefort, parmesano, aceitunas negras y pan por $1.950. En tanto que si se comprara cada producto de forma individual, el valor superaría los $2.000 .

"Cada vez son más los que llevan las bandejas ya armadas", dijo un comerciante. (Pablo Villan/Ventura)

"Los 100 gramos de un jamón natural de primera calidad puede costar hasta $199, mientras que el crudo premium ronda en los $240. El queso de máquina está a $120, el matambre casero $160 y la bondiola $200", dijo a cronica.com.ar Walter Guglielmi, más conocido como "Don Wally", dueño de un local que lleva ese nombre en Lanús Este. 

"Lo que más sale para hacer picada es lo clásico: pategrás, salame, jamón, queso y mortadela, que vale $85 los 100 gramos" indicó y agregó: "Si te llevás un pedazo de cada cosa gastás más que si comprás la bandeja ya hecha. El tema hoy son los precios que están una locura"
 

La picada con familia y amigos es un clásico argentino.  (Pablo Villán/Ventura)

Consultado sobre si hacer una picada hoy en día para cuatro personas con fiambres de buena calidad es "más cara" que hacer un asado, Guglielmi dio su punto de vista. "Un kilo de asado vale promedio $1.100 en cualquier carnicería, por lo que hay que comprar dos. Si a eso se le suma el chorizo y la morcilla, más lo que es ensalada y la bebida que se tome, creería que se gasta más. No algo abismal, pero creo que el asado sigue siendo un 30% más caro"

"La única macana es que por un tema de costo, lo primero que se elimina en un asado es la picada. Es una realidad que todos nos ajustamos al presupuesto", concluyó el comerciante. 

En un supermercado, los precios no varían si se los compara con los de las fiambrerías. Allí es posible encontrar un queso pategrás de segunda marca a $69, 90 los cien gramos, el mismo peso por la paleta de cerdo ronda en los $62,90, la lata de paté $155. Una bolsa de papas fritas $150, la de palitos $90 y la mortadela "mini x300 gramos", $220. Por otro lado, el jamón cocido de primera marca cuesta $175 los cien gramos y el queso azul $96,90
 

¿Cuánto salía hace 4 años? 

De acuerdo a un reciente estudio de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), hacer una picada en 2017 costaba $300. Mientras que hoy esa misma picada cuesta $1450, un aumento del 383.33% en cuatro años.

 “Lo planteamos como una entrada para cuatro en un grupo de amigos o en la familia que se junta una tardecita: la misma picada hace 4 años costaba $300, hoy cuesta $1450, se multiplicó el precio por 5. Así se va desvalorizando nuestra moneda, cada vez necesitamos más pesos para comprar los mismos productos” expicó Natalia Ariño, economista FADA.

"Con $1000 en diciembre de 2017 comprábamos 4 kilos de queso pategrás ($247), hoy sólo compramos 700 gramos ($1.340). Con el fiambre sucede lo mismo: en 2017 comprábamos 4,7 kilos de jamón cocido ($213) o 4 kilos de salame ($257), hoy no nos alcanza ni para un kilo de ninguno de los dos (jamón $1.140 y salame $1.360)", detalló el informe. 

 

“Para tomar , si pensamos en picadita se nos viene una cerveza a la cabeza: en 2017 con $1000 pudimos comprar 24 botellas ($41) , hoy solamente nos alcanza para 6 ($160), son 72 pintas menos para brindar” , finalizó Ariño. 

Ver comentarios