Sí. La palabra es prejuicio. Es lo que muchos tienen sobre los diarios populares, y algo a lo que quien escribe estas líneas no era ajeno. Quizá tenga que ver con mis comienzos en la profesión en medios distintos a Crónica.

Muchos años trabajando -desde su fundación- en Página/12 y en televisión en programas políticos con Jorge Lanata. Pasar por la Facultad de Filosofía y Letras. Una diferente manera de presentar la información, de abordarla, de elegir los temas y de llegar al lector con lo que realmente le interesa.

Esos prejuicios llevan en algunos casos a mirar con distancia y hasta con soberbia a los diarios populares. Y no hay nada más equivocado, les puedo asegurar. Nada más errado, porque se termina opinando desde la ignorancia, al desconocer el trabajo diario que termina uniendo a periodistas y lectores en una comunidad hermosa.

Llegué al Grupo Crónica a fines de 2014. Y me encontré con un enorme desafío personal y profesional. Ingresar en el “mundo Crónica” fue toda una aventura. Hermosa aventura. Si había algún prejuicio se cayó enseguida, se desbarrancó por el peso de la realidad. Por el profesionalismo, la entrega y la capacidad que hay que tener para escribir, editar y hacer las tapas de este diario que llega a las manos de los trabajadores, de los jóvenes y de los mayores, de los amantes del deporte, de los que tienen que informarse sobre la economía del bolsillo, de la diaria.

No hay temas para “intelectuales” y temas para “trabajadores”. Hay temas. Y deben ser tratados de forma tal que cubran las necesidades y el interés de quien elige acercarse al diario. Pero a todos les interesan todos los temas, y así es “Crónica”: un diario que informa sobre política, economía, internacionales, sociedad, deportes, espectáculos y juegos. Y lo hace bien, muy bien.

Porque para quienes hacemos “Crónica” y para quienes lo leen nada es ajeno. Y así debe ser. En una situación inédita y crítica como esta pandemia, desde “Crónica” nos preocupamos por que nuestros lectores tengan toda la información que los ayude a cuidarse, a trabajar protegidos, a no tener miedo al virus, sino a estar atentos y protegerse y cuidar a sus seres queridos. En una situación terrible como la que nos tocó a todos -en la Argentina y en el mundo-, fue y es un desafío muy importante para los que hacemos “Crónica” informar con claridad y de manera precisa sobre la situación sanitaria y el camino a recorrer hasta encontrar la salida. Que, seguro, llegará.

Me pidieron una columna sobre este nuevo aniversario de “Crónica”. Quizá les sirva a los lectores esta experiencia personal. Arranqué reconociendo mis viejos prejuicios y mi ignorancia. Hoy puedo decir, años después, que “Crónica” sigue siendo para mí un aprendizaje, un desafío profesional y una aventura. En suma, un trabajo diario que realizo con amor al medio y a quienes lo hacen. Y, sobre todo, de profundo respeto a quienes lo leen y esperando que les sirva para tratar de entender el mundo que nos tocó vivir.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos