A lo largo de las últimas semanas, videos y publicaciones registrando una "invasión" de carpinchos en el barrio de Nordelta se volvieron virales en el país. Los animales, que se alimentan de las plantas en propiedad privada, atacan a mascotas y representan un riesgo vial fueron reportados por los vecinos de la localidad. Ellos además demandan la dispersión de la especie invasora.

La nueva zona urbana, perteneciente al empresario Eduardo Costantini, fue construida sobre terrenos naturales, conocidos como humedales. Allí donde las poblaciones de carpinchos habitaban, informó una fuente que trabaja en el sector inmobiliario a Crónica. Luego de la terraformación de la zona, donde se instalaron lagos artificiales y se elevó el terreno para construir casas en alturas, las poblaciones de animales que se vieron empujadas a los bordes de su territorio simplemente volvieron a avanzar sobre su hábitat en búsqueda de comida.

La especialista en ecología y manejo de carpinchos, María José Corriale, advirtió que a diferencia de otros barrios privados Nordelta avanzó sobre una zona no intervenida, que aún hospedaba a una gran cantidad de carpinchos: "El desmonte hizo que los carpinchos que estaban en ese lugar pasen a la zona más urbana buscando nuevos lugares donde establecerse", comentó a Página12.

Qué hacer con los carpinchos en Nordelta

Una de las demandas más persistentes de los vecinos del barrio sobre la gran cantidad de animales que recorren la urbanización es la rápida reproducción de los carpinchos. En el barrio Los Castores, Gustavo Iglesias y alrededor de 200 habitantes más formaron una comisión para lidiar con estos animales:

"Cada 120 días tenés 600 carpinchos más", señaló el vecino, que explica el exponencial crecimiento en su población por la falta de depredadores también producto de la urbanización. Tras la viralización de varios ataques a mascotas e incidentes en las calles del barrio, los vecinos comenzaron a demandar una relocalización de la población de carpinchos.

Por su parte, Corriale desmintió la idea de una posible invasión de carpinchos en el futuro, afirmando que ninguna población "crece indeterminadamente", sino que está condicionada "por las características del hábitat, que tiene una capacidad de carga máxima". La especialista del CONICET señaló que lo más común en estos casos es realizar modificaciones al ambiente para alejar a los animales, como instalar alambrados eléctricos o usar repelentes en las plantas que consumen.

Los carpinchos fueron observados alimentándose de las plantas decorativas y parches de pasto del barrio privado.

Mientras continúan las reuniones con vecinos y especialistas, el gobierno emitió recomendaciones para los vecinos apuntadas a la convivencia pacífica con la fauna a través del Twitter del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible: "No los lastimes, no te acerques, comunicate con la autoridad de fauna silvestre o zoonosis de la jurisdicción", indicó la cartera de Juan Cabandié, resaltando que se trata de una especie hervívora que "no representan ningún peligro para las personas u otras especies".

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos