Justo cuando las aguas comenzaban a calmarse, se abrió un nuevo capítulo del  Wanda Gate, la polémica entre Wanda Nada y Mauro Icardi que tuvo en vela a miles de internautas argentinos. A pocos días de confirmada la reconciliación entre Wanda y su marido de seis años por unos comprometedores chats de Telegram con la China Suárez, un nuevo personaje se suma a la novela.

El dato lo compartió la mediática y diputada Amalia Granata, quien afirmó que una persona del ámbito de Wanda habría ayudado a Icardi a ponerse en contacto con Suárez a espaldas de su mujer. Durante Polino Auténtico, programa de Radio Mitre, Granata dio el nombre del supuesto cómplice:

"El marido de Zaira, Jakob Von Plessen, habría sido cómplice del Wanda Gate, lo cubrió como cuñado. Me van a decir que es mentira, pero no. Ellas dos sospechaban esto", afirmó la diputada este sábado. 

Tirando aún más leña al fuego, la periodista dejó por entendido un encuentro físico entre el jugador del PSG y la ex Casi ángeles: "Por eso hubo un temita ahí entre Zaira y su marido. Ellas sospecharían que se encontraron y él lo cubrió. Aparentemente ese encuentro fue cuando las dos hermanas fueron a Milán".

Jakob Von Plessen, marido de Zaira, nació en Austria, es licenciado en agronomía y piloto de avión.

Durante el último viaje de la hermana de la empresaria a Europa, hubo unos días en las que ambas decidieron dejar a sus maridos con los niños para escaparse a la mansión que la polémica pareja tiene en Milán. Según Granata, durante esa pequeña escapada el polista habría cubierto los mensajes que el futbolista le mandaba a la China Suárez.

Ante las incendiarias acusaciones de Granata, Polino saltó a la defensa de la China Suárez, quien negó absolutamente haber mantenido una relación física con el hombre casado: "No hubo encuentro, lo confirmo yo", afirmó el ex jurado de La Academia

Wanda Nara blanqueará la controversia en una exclusiva entrevista con Susana Giménez

Luego de semanas de rumores, acusaciones y picanteo por redes sociales, Wanda Nara decidió que es momento de sentarse a despejar dudas sobre el drama con ella, Mauro Icardi y Eugenia "la China" Suárez. Y quién mejor para conducir la entrevista que Susana Giménez, que viene entrevistando a la empresaria desde sus inicios en los medios argentinos.

La mediática invitó a la diva de la televisión argentina a su mansión de París para una charla íntima que promete revelar todos los secretos de la controversia que capturó la atención del país. Además de solicitar que Susana vuele a Francia, Wanda también habría demandado que el programa especial se emita durante el prime time de Telefe y pidió un alto cachet que llega a los miles de dólares

La misma Wanda confirmó la cita desde su cuenta de Instagram, donde publicó una foto del ramo de rosas que recibió de Susana cuando confirmó su reconciliación con el jugador del PSG: "Hermosa sorpresa. Gracias, amiga por tus palabras, consejos y amor hacia mi familia. Nos vemos pronto", escribió la hermana de Zaira etiquetando a Susana, quien a su vez reposteó la foto con un "nos vemos pronto!" de su parte.